fbpx

Youtube bloqueará todo el contenido anti-vacunas

Google quiere poner freno a la desinformación pero el precio a pagar es el silencio de una minoría que tiene derecho a opiniar y a influir en el debate de la opinión pública.

Youtube bloqueará todo el contenido antivacunas, yendo más allá de su prohibición de información falsa sobre las vacunas contra el Covid-19 para incluir contenido que contenga información errónea sobre otras vacunas aprobadas, ha comunicado la empresa a través de su blog.

El gigante tecnológico Google, propietario del site más grande del mundo de reproducción de vídeos, no permitirá que nadie puede disentir un ápice de la versión oficial que los Gobiernos de todo el mundo están ofreciendo sobre las vacuas: que son seguras y que todo el mundo debe inoculárselas.

Y Youtube no sólo lo hará con las vacunas desarrollados por los gigantes farmacéuticos contra el Covid-19 sino que piensa extender la censura a cualquiera que se le ocurra criticar cualquier otra vacuna contra la gripe, el sarampión, las paperas y la rubéola, puede causar autismo, según las políticas de YouTube.

La compañía de videos, propiedad de Alphabet Inc, también está censurando los canales asociados con varios activistas prominentes en contra de las vacunas, incluidos Robert F. Kennedy Jr. y Joseph Mercola, dijo un portavoz de YouTube.

«Estamos unidos en todo el mundo, no viviremos con miedo, nos mantendremos unidos y restauraremos nuestras libertades», dijo Robert F. Kennedy, una vez conoció la nueva política de Youtube.

Las medidas se producen cuando Youtube y otros gigantes tecnológicos como Facebook Inc. y Twitter Inc. han sido criticados por no hacer lo suficiente para detener la propagación de información de salud falsa en sus sitios. El canal de noticias RT, próximo a Moscú, también ha sido eliminado de Youtube. Rusia calificó el miércoles la medida de «agresión informativa sin precedentes» y amenazó con bloquear YouTube.

La censura en materia de vacunas se une a la dictada hace relativamente pocas semanas contra las campañas provida promovidas por diversas asociaciones del no-nacido.

Youtube se une así a Twitter, Facebook y Amazon, quienes decidieron en su día suprimir los perfiles del entonces presidente de EE.UU., Donald Trump, en las redes sociales y desconectar de los servidores varios de sus negocios de venta online pertenecientes a la corporación Trump. Si puedieron hacer esto con el hombre más poderoso del planeta, ¿qué no podrán hacernos a cualquier de nosotros?

Es urgente que los países y la Unión Europea en bloque regule de manera armonizada la actividad de las redes sociales para garantizar la pluralidad en el uso de la red y permitir el debate y el poder contrastar todo tipo de informaciones. De lo contrario, el pensamiento único avanza por la autopista de la tecnología sin que nadie pueda o quiera hacerle ya frente.