fbpx

Vincci Hoteles, comprometidos con el empleo estable y de calidad

El 8 de marzo de 2001 se constituye Vincci Hoteles, un grupo hotelero con una clara estrategia diferenciadora que le ha permitido tener un crecimiento continuado y con numerosos proyectos de futuro.

Vincci Hoteles es un proyecto que nace de la mano de Rufino Calero, padre del actual director general de la firma, Carlos Calero, persona de reconocido prestigio en el sector con una larga trayectoria y más de 50 años de experiencia.

“Con el mismo espíritu emprendedor con el que comenzó en el sector pero ya con la experiencia acumulada de éxitos anteriores, mi padre creó esta cadena hotelera -explica Carlos- para la que cuenta con sus colaboradores más cercanos y personas de confianza, un equipo que ya había demostrado su capacidad para poner en pie grandes proyectos hoteleros”.

El 8 de marzo de 2001 se constituye Vincci Hoteles, un grupo hotelero con una clara estrategia diferenciadora que le ha permitido tener un crecimiento continuado y con numerosos proyectos de futuro.

Está formada por alojamientos exclusivos de cuatro y cinco estrellas, con una excelente ubicación y con una personalidad diferente en cada uno de los establecimientos, en los que el diseño y la decoración no están estandarizados, a diferencia de su servicio de calidad.

Desde la constitución de Vincci Hoteles el accionariado es el mismo, compuesto por familia Calero y el equipo directivo con el que empezamos este nuevo proyecto.

Desde la constitución de Vincci Hoteles el accionariado es el mismo, compuesto por familia Calero y el equipo directivo con el que empezamos este nuevo proyecto

¿De cuántos establecimientos dispone la cadena en estos momentos y en cuantos países opera? ¿A cuántas personas da empleo la firma en estos momentos?

La cadena cuenta en la actualidad con 38 hoteles: 29 están en España, y a nivel internacional, contamos con tres establecimientos en Portugal (dos en Lisboa y uno en Oporto) y seis en Túnez (dos en Djerba, tres en Hammamet y uno en Zarzis), que se suman a los situados en territorio nacional. En todos los casos, son alojamientos que cumplen con las características propias de la cadena: excelente ubicación, máxima calidad en su servicio y están dotados con su propia personalidad. El objetivo de la compañía es un crecimiento sostenible sólido, paso a paso, por lo que cualquier entrada en un nuevo mercado sólo se hace preservando sus principales pilares: servicio de calidad y excelente ubicación. El valor de Vincci Hoteles en el sector hotelero se basa en la satisfacción del cliente. Sus profesionales pueden hacer que tenga una experiencia única con su profesionalidad, iniciativa, talento e ilusión. Por ello, nos sentimos orgullosos de contar con un capital humano que resulta un elemento claramente diferenciador respecto a nuestra competencia y un valor añadido a todo lo bueno que tienen que ofrecer nuestros establecimientos. En la actualidad, más de 2.100 personas forman parte de ese capital humano de la cadena, que sigue creciendo cada año.

¿Cuál ha sido el volumen de inversión aprobado por el Consejo para renovar los establecimientos de aquí a cinco años?

Vincci Hoteles apuesta por ofrecer la máxima calidad a sus huéspedes, tanto en el servicio como en sus instalaciones y mantener una constante renovación de sus alojamientos. Por ello, por un lado destina en los presupuestos anuales entre un 1,5% y un 2% de la venta bruta de cada hotel para el mantenimiento de los establecimientos y, por otro, desde el pasado año y en los próximos cinco el Consejo ha aprobado una inversión extraordinaria de 2,2 millones al año durante los próximos 5 años, dirigida tanto a la actualización del look&feel de los hoteles acorde a las nuevas tendencias, necesidades y formas de viajar, como a la innovación tecnológica, para adaptar nuestros alojamientos a las nuevas demandas de nuestros clientes.

¿Qué resultados obtuvieron en 2018? ¿Qué previsiones manejan para este año?

En estos momentos estamos con el cierre del ejercicio por lo que aún no podemos dar datos de resultados, aunque sí que puedo decir que las previsiones son buenas y que hemos cumplido nuestros objetivos, a pesar de que este 2018 ha sido un año en el que el sector turístico se ha encontrado con algunos retos debido a los distintos frentes sociales abiertos. De cara al 2019, seguirán surgiendo nuevos factores y nuevas reglas del juego como el Brexit, sin embargo, somos optimistas.

Si somos capaces de especializarnos, seremos capaces de aumentar el gasto por turista para que, parte de este ingreso, contribuya a la promoción de la oferta turística en la que nos hemos especializado

¿Cree que el sector debe hacer un esfuerzo inversor en su conjunto, ayudado de las diferentes administraciones, para tratar de atraer un turismo de mayor calidad?

No se trata de una demanda nueva, durante muchos años y, hoy en día, seguimos en la misma tónica de valorar el éxito o fracaso del año turístico en base al número de visitantes que recibimos. Esto puede ser un arma de doble filo y crear el temido efecto “Turismofobia” que, por desgracia, ya sufrimos en alguna de nuestras ciudades. Estamos ante el reto de abordar cómo afrontar el gran volumen de turistas que recibimos con medidas que permitan un modelo global de crecimiento sostenible. A esto hay que sumarle el deterioro que sufre el entorno en algunos sitios y muchos de los monumentos naturales con los que contamos. Si somos capaces de especializarnos, seremos capaces de aumentar el gasto por turista para que, parte de este ingreso, contribuya a la promoción de la oferta turística en la que nos hemos especializado. Por ejemplo, Madrid cuenta con uno de los recintos feriales con mejores instalaciones y es uno de los mejores comunicados de Europa, con el aeropuerto muy próximo. Sin embargo, todavía nos queda un largo camino por recorrer para ser la ciudad de congresos referencia de Europa. Esto no significa que nos cerremos a otros sectores pero si somos capaces de especializarnos, captaremos un turismo de mayor calidad. Madrid es tan sólo un ejemplo, pero tenemos muchas ciudades con las mismas cualidades, y si hablamos del sector vacacional no tenemos rivales en cuanto a instalaciones ni por supuesto a playas y oferta alternativa.