fbpx

Un excargo de UGT dejó a 4.000 empleados en la calle y deudas millonarias a Segur Ibérica

Conocemos un nuevo escándalo que afecta a la UGT en la víspera del Día de los Trabajadores.

El exsecretario general de Seguridad Privada y Servicios Auxiliares de la UGT, José Rafael Centeno Gómez, junto con otros nueve directivos, serán juzgados en los próximos días por un presunto delito de insolvencia punible. En este juicio le acompañaran otros nueve directivos los cuales también están acusados.

Centeno fue uno de los miembros de la mesa negociadora y firmante de convenios colectivos de seguridad privada, el último en 2015 donde se perdieron unos 900 euros anuales por trabajador.

Tras ello, fue contratado por Segur Ibérica, tercera empresa de seguridad española, como director de Recursos Humanos. Un año después, la compañía pasó a concurso de acreedores, lo que provocó la pérdida de 4.000 empleos y deudas millonarias.

Para el secretario general del sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso, “se trata un ejemplo del funcionamiento que han tenido e intentan seguir teniendo los sindicatos de clase”. Sin embargo, celebra que “cada vez más trabajadores están dando la espalda a estos sindicatos corruptos”.