fbpx

Un estudio señala que el 50% de las ofertas de empleo requerirán de la FP de aquí a cuatro años

El mercado laboral en España está cambiando y a un ritmo vertiginoso.

El mercado laboral en España está cambiando y a un ritmo vertiginoso. Según un análisis elaborado por grupo de expertos convocados por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, el 50% del total de las ofertas de trabajo requerirán de la Formación Profesional (FP); mientras que las titulaciones universitarias se van a mantener, en el mejor de los casos, en los actuales niveles, siendo previsible una significativa reducción.

La formación profesional, la denostada “FP”, es un modelo de éxito: nació en los años cincuenta entonces bajo la forma de “institutos y universidades laborales”, y fue capaz de dotar de la cualificación técnica en las áreas mas deprimidas de país, siguiendo el modelo alemán. La sustitución del sistema laboral por el más moderno de la formación profesional fue un auténtico fracaso, al construirse como un itinerario alternativo para quienes no eran capaces de realizar estudios de grado medio o superior. Hoy este estigma se está superando.

Según los analistas del Instituto Coordenadas, la formación profesional está experimentado tasas de crecimiento en los últimos años en torno al 6% anual y en los próximos años todo indica que se va a producir un incremento de este ritmo de crecimiento, lo que permitirá alcanzar en un plazo estimado de cuatro años esa cota del 50% de exigencia de titulación en la oferta laboral que las empresas colocan en el mercado. Uno de los elementos esenciales para justificar este ritmo de crecimiento está en el alto grado de empleabilidad que está consiguiendo la formación profesional, con una media por encima de 70% y con algunas titulaciones y niveles de formación que se aproximan al 90% de empleabilidad. Mayor reconocimiento social, trabajos estables y bien retribuidos, frente a los graduados universitarios que tardan de media 10 años en ubicarse en el mercado de trabajo, con puestos inestables y precarizados.

La formación profesional, al contrario de lo que está sucediendo con la universitaria, muestra unos niveles de flexibilidad y de proximidad a la realidad laboral en el mundo empresarial que le está permitiendo diseñar un catálogo de especialidades pegadas al terreno del empleo, de las necesidades reales de las empresas y del desarrollo profesional de sus estudiantes.

El cambio tecnológico avanza a velocidad de vértigo, señalan los analistas del Instituto Coordenadas, y al mismo ritmo cambian las habilidades y competencias de los profesionales en las empresas y, por el momento, es la formación profesional la que está liderando la aproximación a las necesidades reales de competencias y habilidades que tienen el mercado de trabajo. Es una realidad que en un buen número de empresas hay una escasez crónica de profesionales en determinadas especialidades, sobre todo las ligadas al sector mecánico, que habían quedado relegadas ante el impulso de otras especialidades más tecnológicas.

Sin embargo, los analistas del Instituto Coordenadas señalan que esta escasez en esas áreas concretas está creando un nuevo modelo de especialista, los expertos en mecatrónica, con una nueva configuración de competencias y habilidades que atrae a un número cada vez mayor de estudiantes que tienen todas las características para convertirse en una élite dentro del mundo de la formación profesional. Son profesionales polivalentes que satisfacen una demanda laboral cada vez más amplia y exigente y en multitud de campos de actividad.

El empuje de la formación profesional ha llevado al Gobierno a acelerar la tramitación de la nueva Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional que, en opinión de los analistas del Instituto Coordenadas, puede convertirse en la herramienta clave para que, de una vez por todas, se impulse este modelo educativo.

Recientemente, este mes de Julio, la consultora independiente Strategik B&M Consulting ha realizado el ranking de los mejores centros de FP de España, con un análisis detallado y profundo de las 10 principales operadores privados de España (CESUR, Medac, Ilerna, Implica, CES, Océano Atlántico, ICSE, Amusal, Claudio Galeno y CDS). El estudio analiza un doble parámetro concreto, muy relevante, de aprobados / graduados e incorporación al mercado laboral, con un franja de éxito entre el 70% y 90% en ambos casos, entre los 3 primeros centros CESUR, Medac y Ilerna, y desciende entre el 49% y 30% en las últimas posiciones. Destaca la posición de liderazgo de CESUR con un 10% superior al operador inmediato y un claro 90% en aprobados / graduados e incorporación al mercado laboral.

Jesús Sánchez Lambás, Vicepresidente Ejecutivo del Instituto Coordenadas, asegura que “la formación profesional está en fase de dignificación social y crecimiento imparable; ha sabido adaptarse a la realidad del mercado laboral a la velocidad que exigía el mundo de la empresa, lo ha hecho con enorme precisión y va a ser elemento clave para el crecimiento económico de este país”, y añade que son “muy importantes los parámetros de calidad de graduados y de empleabilidad de los centros privados destacados en el ranking de Strategik, que apuntan a una oferta formativa muy cualificada y orientada a la demanda real del mercado laboral actual”.