fbpx

Sólo un tercio de los que compran por Internet se muestran favorables a pagar por el coste verde de sus compras

Aspectos clave de la RSC, como la sostenebilidad, poco a poco son asumidas por los consumidores españoles.

El comercio electrónico en España está en un momento de gran crecimiento y consolidación. Según un estudio presentado recientemente, la sostenibilidad es una preocupación creciente entre los consumidores españoles pero tan sólo el 36% de los que realizan sus compras a través de Internet se muestran partidarios de asumir los costes verdes de sus compras.

El estudio, además, muestra que uno de cada cuatro consumidores digitales en España ya compra una vez a la semana y un 40% lo hace por lo menos una vez al mes. Este crecimiento y consolidación del ecommerce en España ha sido impulsado, en parte, por la pandemia, ya que seis de cada diez consumidores online confirman que han aumentado sus compras en el último año. 

El I Estudio Veepee-IESE sobre el futuro del ecommerce en España también analiza las tendencias más útiles del comercio electrónico para los consumidores online españoles. El ranking lo lideran la compra en plataformas multimarca, las entregas flexibles y los pagos simplificados. En cuarto lugar, está una experiencia de compra online ágil y que asegure la protección de sus datos, mientras que la quinta tendencia gira entorno a la sostenibilidad, con reticencia a pagar los costes extra que puedan derivarse. El informe, además, muestra que los medios de comunicación y las redes sociales tienen fuerte un impacto según el perfil del usuario a la hora de comprar online.

Los marketplaces, agilizadores de compras online 

Un 79% de los consumidores online en España valoran el ecommerce multimarca frente a otras alternativas, como las tiendas online específicas o los canales físicos. La mayor variedad de productos (58%) y los precios más competitivos (51%) son las principales razones. También consideran importante poder comprar productos de diferentes categorías al mismo tiempo (49%), así como la facilidad para comparar (48%).

El precio y la flexibilidad de la entrega, condicionantes de la compra 

Las condiciones de entrega y la información disponible sobre esta antes de formalizar la compra pueden ser un fuerte condicionante. La mitad de los compradores online no adquiere un producto si tiene costes de envío y un 40% abandona la compra antes del pago si el tiempo de entrega no está especificado. En este sentido, 1 de cada 5 consumidores online considera prioritario poder elegir la fecha de entrega y la franja horaria, mientras que 1 de cada 4 prefiere desplazarse a un punto físico para ahorrarse los costes, asegurar la entrega del pedido y ser más sostenibles. 

Pagos rápidos y cómodos

El método de pago más utilizado por los consumidores digitales en España es la tarjeta de crédito o débito (83%), seguido por los monederos digitales (39%) como Google Pay, Apple Pay, Bizum o PayPal. Esta segunda opción la utilizan especialmente los menores de 34 años y los compradores que adquieren productos y servicios online semanalmente. Ambos sistemas de pago son escogidos por la comodidad y rapidez que ofrecen. De hecho, contar con pagos simplificados es la tercera tendencia más útil, para el 71% de los compradores online españoles.

Experiencia de compra online ágil y segura

Los consumidores online en España utilizan varios dispositivos para sus compras con el móvil (75%) como canal preferido, seguido del ordenador (40%). Por ello, un 65% prefiere comprar mediante apps en vez de webs y 7 de cada 10 valoran poder retomar compras incompletas en momentos y/o dispositivos diferentes.

La seguridad y protección de los datos personales es uno de los aspectos más importantes de la experiencia de compra online. Hasta una 62% aseguran que les gustaría contar con más herramientas de control de su información personal. Algo que valoran más que otras tecnologías más disruptivas como las tiendas de realidad virtual (29%), la entrega con drones (23%) o los asistentes personales con Inteligencia artificial (21%).

Otras herramientas para mejorar la experiencia de compra digital son la visualización de productos a través de vídeo además de foto (70%), el uso de realidad aumentada para probar productos (48%), chatbots (42%) o anuncios personalizados en función de compras anteriores (37%).

Sostenibilidad, pero sin coste extra

Los consumidores valoran cada vez más poder realizar compras sostenibles disponiendo de información ética, social y medio ambiental de la producción y opciones de compra que potencien la circularidad como la segunda mano, el renting o el packaging sostenible. Sin embargo, solo un 36% está dispuesto a pagar los costes verdes que se generan y nunca más del 30% de subida. De hecho, de estos, dos de cada tres no pagarían más del 10% del valor original.