fbpx

Siete claves para atraer y retener el talento joven en tu empresa

Te contamos las principales claves si quieres que la gente no se vaya de tu emrpesa dando un portazo.

Construir un equipo de talento humano donde el rendimiento, el trabajo en equipo y la calidad personal conformen sus pilares es, sin duda, el objetivo a conseguir por toda empresa. Sin embargo, con el paso del tiempo, y con motivo de la rapidez con la que se producen los cambios en el entorno laboral, no siempre es sencillo encontrar el talento que se busca y, en ocasiones, incluso una vez que se cuenta con ese talento dentro del equipo no siempre es fácil retenerlo a largo tiempo en la organización.

Con motivo del World Youth Skills Day -Día Internacional de las Habilidades de la Juventud- este 15 de julio, Udemy -la plataforma de aprendizaje y enseñanza online líder en el mercado- en colaboración con Cecilia Mansilla, experta en liderazgo e instructora en Udemy, comparte las 7 claves más importantes a tener en cuenta por las empresas para atraer y retener el talento joven:

Flexibilidad en los horarios de trabajo. Es decir, el empleado no se encuentra atado a un horario fijo, sino que, en la medida de lo posible, se le permite adecuar su jornada de trabajo según sus propias necesidades, otorgándole así la posibilidad de conciliar su vida familiar con la laboral. En este sentido, y tras la COVID-19, parece ser uno de los requisitos más demandados hoy en día por los empleados. De hecho, según el I Estudio de los ritmos de trabajo en 2020[1], el 65% de los empleados españoles prefieren trabajar en una empresa con horario flexible.

Trabajo remoto o, al menos, híbrido. El hecho de no invertir tiempo en desplazarnos significa, para muchos, un plus a la hora de enfrentarse a la jornada de trabajo. ¿Qué nos aporta esto? Un mayor descanso y la posibilidad de conectarnos desde nuestro propio hogar. Sin embargo, hay quienes continúan prefiriendo ese contacto entre compañeros, al menos, durante un par de días a la semana, por lo que la opción de trabajo híbrido también se presenta como un buen requisito a tener en cuenta de cara a generar atracción hacia la empresa.

Oportunidades de crecimiento y desarrollo. “Brindar oportunidades de aprendizaje y crecimiento organizacional van a diferenciar las propuestas de trabajo, y estas son las que serán priorizadas”, asegura Cecilia Mansilla. El “conformismo” no es una opción en el mercado laboral actual, y el hecho de combinar trabajo con aprendizaje suele ser prioritario entre quienes buscan una nueva oportunidad laboral.

Salario competitivo, justo y equitativo para el puesto. “Aquí entra de nuevo en juego el balance entre vida laboral y personal. Con los millennials y nativos digitales encontramos, a nivel general, un cambio de actitud importante respecto a generaciones anteriores: su vida no gira únicamente en torno al trabajo. Es por esto que es necesario que el trabajo no sólo les permita cubrir sus necesidades básicas, sino que también les permita viajar, descansar, divertirse, socializar”, afirma Mansilla.

Cultura organizacional que apueste por la diversidad e inclusión. Tolerancia, inclusión y diversidad deben formar parte de los cimientos de aquellas empresas donde se quiere trabajar. Es decir, que cada una de las personas que la conforman tengan igualdad de oportunidades (sin importar su país de procedencia, grupo étnico, edad, género, orientación sexual, etc.).

Planes de aprendizaje personalizados y actualizados. “Las personas se van de las empresas si no tienen posibilidad de aprender cosas nuevas. Y esto va más allá del simple hecho de conseguir una certificación oficial y que la pague tu empleador. Aprender funciones y habilidades nuevas motiva al talento, le abre nuevas posibilidades, genera nuevos desafíos y claramente esto aumenta la retención”, afirma Mansilla. “Esto debe formar parte de una estrategia integral de desarrollo del talento”.

Oportunidades de ‘networking’ y de fortalecimiento de contactos. Muy importante para quienes buscan un progreso en su trayectoria profesional y personal. Es importante que una organización también promueva este tipo de encuentros entre su plantilla, no solo para estrechar lazos con otros agentes del sector sino para que puedan además surgir sinergias entre las mismas, impulsando así la motivación de cada uno de los equipos implicados.

“Existen ciertas características del `trabajo en la nueva normalidad´ que ya no podemos negociar. Las generaciones más jóvenes tienen expectativas que una organización necesita cumplir si es que quiere contar con ellos a largo plazo. Las generaciones más jóvenes van más allá de contar con un puesto de trabajo, quieren sentirse realizadas con lo que hacen y que la compañía les compense en la misma medida”, concluye Mansilla.