fbpx

Segunda condena para Nicolas Sarkozy, esta vez por financiación ilegal de su campaña electoral

El último valedor de Pablo Casado ha sido condenado hoy mismo a un año de cárcel por financiación ilegal de su campaña de 2012.

El ex presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha sido condenado hoy a un año de cárcel por financiación ilegal de su campaña para la reelección de 2012. Se trata de la segunda condena que el mandatario francés, próximo a Pablo Casado,ctiene que afrontar. La primera, por corrupción y tráfico de influencias. Se descarta que vaya a la cárcel. Lo más probable es que cumpla la condena en su domicilio, bajo supervisión electrónica.

Al parecer, la investigación de la trama ilegal de financiación electoral comenzó en marzo de 2014, dentro del «caso Bygmalion». Sarkozy habría gastado más de 46 millones de euros durante la campaña, que habría ocultado mediante la emisión de facturas falsas, una cantidad my por encima del límite legal fijado en 20,7 millones de euros por las leyes electorales francesas.

Sarkozy libró una larga batalla legal tratando de evitar que se llevara a cabo el juicio, pero su apelación fue rechazada a fines de 2018 y el juicio se inició finalmente el pasado 20 de mayo de 2021, después de haber sido retrasado durante dos meses debido a que el abogado de un acusado clave fue hospitalizado por Covid-19.

El límite legal para los fondos de campaña era un hecho bien conocido dentro del equipo de campaña de Sarkozy. El 7 de marzo de 2012, recibieron su primer memorando de sus contables advirtiéndoles del costo de la campaña en rápida expansión, instándolos a «corregir la trayectoria», dijo Guillaume Lambert, gerente de campaña de Sarkozy en 2012, en una entrevista con la televisión France 2 anteriormente este año.

Lambert dijo que le advirtió al entonces presidente de Francia sobre la necesidad de recortar los gastos de campaña, mientras que Sarkozy sostuvo que no tenía conocimiento del gasto excesivo.

Los problemas legales de Sarkozy aún no han terminado, ya que los fiscales franceses están investigando una supuesta financiación ilegal de campañas de Libia. El exlíder de Libia, el difunto Moammar Gadhafi, supuestamente proporcionó a la campaña de 2007 de Sarkozy millones de euros enviados a París en maletas.