fbpx

Según la Fundación Heritage, Estonia es el único aliado de EE.UU. en la OTAN que defiende la libertad y la soberanía

Europa es vista desde EE.UU. como el continente donde impera el socialismo y el comunismo. No les falta razón. Solo hay que mirar el Gobierno de España.

Europa es vista desde EE.UU. como el continente donde impera el socialismo y el comunismo. Y bajo esa perspectiva, no les alta razón; sobre todo al estadounidense medio que contemple, por ejemplo, la composición actual del Gobierno de España. Prueba de ello, el último informe de la conservadora Fundación Heritage sobre Estonia, que señala a esta ex república socialista soviética como uno de los países más prósperos de Europa, ahora bajo la mira telescópica de Putin.

La pequeña nación báltica de Estonia, una vez república comunista, ahora se erige como una de las economías más libres del mundo, un brillante ejemplo y defensor de la libertad, y un gran aliado de Occidente. Como antigua república de la antigua Unión Soviética, tiene algunos consejos para hacer frente a las recientes agresiones del presidente ruso Vladimir Putin, señala Anthony B. Kim, investigador y editor del Índice de libertad económica en The Heritage Foundation.

Estonia ha advertido constantemente a Occidente sobre los peligros de Putin, especialmente después de su primera agresión en Georgia en 2008 y más aún después de la anexión forzosa de Crimea a Ucrania en 2014.

Debe haber sido tristemente irónico para Estonia presenciar el horrible comienzo del “nuevo desorden mundial de Putin ” desencadenado por la invasión de Ucrania el 24 de febrero, la misma fecha que marcó el Día de la Independencia de la nación báltica.

Como líder en libertad económica equipado con una economía altamente innovadora y competitiva, Estonia ha estado en primera línea para proteger los valores democráticos del libre mercado contra los actos maliciosos . Esos actos han incluido ataques cibernéticos, operaciones de espionaje ubicuas y violaciones repetidas del espacio aéreo.

De hecho, Estonia se destaca como un brillante ejemplo de defensa y defensa de la libertad.

La pequeña nación báltica es una de las economías más libres y resistentes del mundo, con un gobierno transparente y mercados libres que funcionan bajo el estado de derecho. Según el Índice de Libertad Económica 2022 de Estonia es 80, lo que convierte a su economía en la séptima más libre este año, con un puntaje general muy por encima de los promedios regionales y mundiales.

Registrando avances notables de libertad económica a lo largo de los años, en 2022, por primera vez en la historia de su índice, Estonia se une al nivel superior de naciones con las clasificaciones de libertad económica más altas del mundo.

Estonia representa firmemente algo mucho más grande geopolíticamente como un firme defensor de la libertad económica y la democracia junto con Estados Unidos. También ha estado trabajando en estrecha colaboración con EE.UU. en la Iniciativa Three Seas , que facilita la interconectividad en Europa Central y Oriental a través de proyectos de digitalización, energía e infraestructura.