fbpx

Santander, CaixaBank y BBVA igualan las condiciones de sus cuentas

Varias entidades reculan y dejan sin efecto algunas de las comisiones vinculadas a las cuentas corrientes.

Últimamente, hemos visto muchos cambios en la política comercial de los bancos. Desde 2020, las entidades han endurecido las condiciones para eliminar las comisiones de sus cuentas, transformado sus catálogos o subiendo el precio del servicio. Incluso, hay bancos que cambiaron sus requisitos en los últimos meses y, ahora, han dado marcha atrás.

Es el caso de Banco Santander, que endureció sus exigencias a principios de este año y, este mes, ha decidido volver a relajarlas. CaixaBank, por su lado, implantó el programa Día a Día en octubre de 2020 y, de momento, no ha notificado más cambios. BBVA aumentó sus precios el pasado 15 de junio.

Según ha analizado el comparador financiero HelpMyCash.com, tras los continuos cambios de requisitos, las tres entidades principales en España presentan ahora unas exigencias similares para esquivar los gastos por la operativa básica: domiciliar ingresos (nómina, pensión o prestación por desempleo) y cumplir otro requisito adicional (pagar recibos o usar las tarjetas). Hay una excepción: BBVA ofrece una cuenta sin comisiones y sin vinculación obligatoria a los nuevos clientes, pero no pueden beneficiarse de ella los que ya formen parte de la entidad, que deberán cumplir unos requisitos más exigentes.

¿Qué pide ahora cada entidad?

Buenas noticias para los clientes de Banco Santander. Este mes, el banco ha anunciado las nuevas condiciones de su programa Santander One. El banco rojo fue de las entidades que más complicado se lo puso a sus clientes, exigiéndoles contratar productos vinculados obligatoriamente para eliminar la comisión de 20 euros mensuales (240 euros anuales), recuerda HelpMyCash.com. Varios meses después, el banco ha dado marcha atrás.

Tras los cambios, los ya clientes de la Cuenta One de Banco Santander pagarán cero por el servicio si cuentan con una nómina o prestación por desempleo domiciliada de al menos 600 euros o bien una pensión mínima de 300 euros y si, adicionalmente, pagan al menos tres recibos al trimestre o realizan un mínimo de seis movimientos con las tarjetas, tanto de crédito como de débito.

Si el cliente no cumple con estas condiciones, pero cuenta con al menos 1.000 acciones de Banco Santander o tiene más de 25.000 euros en productos comercializados por el banco (planes de pensiones, fondos..), la Cuenta One tampoco generará comisiones. Asimismo, los clientes pueden pagar una comisión mensual reducida de 10 euros si mantienen entre 5.000 y 25.000 euros en productos del banco (seguros, planes de pensiones, fondos de inversión), un saldo superior a 25.000 euros en renta variable, renta fija, etc., tienen una hipoteca, préstamo o contrato de renting, cuentan con seguros de protección con una suma de primas igual o superior a 120 euros anuales o son parte del programa sénior del banco. Estas condiciones están vigentes para los ya clientes desde el 6 de julio y, para nuevas altas, desde el 29 de junio.

CaixaBank, por su parte, es de las entidades, junto a Banco Santander, que más penaliza a los clientes no vinculados. Para esquivar la comisión de su programa Día a Día, que asciende a 60 euros al trimestre (240 euros al año) el banco catalán exige cumplir un requisito principal: domiciliar una nómina igual o superior a 600 euros, una pensión de 300 euros o bien contar con más de 20.000 euros en productos de inversión comercializados por la entidad. Además, hay que cumplir un requisito adicional; el banco permite elegir entre tener domiciliados al menos tres recibos al trimestre o bien realizar un mínimo de tres compras con tarjeta de crédito, también al trimestre. Los clientes que solo cumplan el requisito principal, pagan una cuota reducida de 15 euros trimestrales (60 euros anuales). La entidad cobrará la próxima cuota trimestral a finales de este mes a los clientes no vinculados, señala el comparador.

BBVA cambió sus tarifas el pasado 15 de junio de 2021. El banco azul ha cambiado la forma en la que se abonaba la comisión de mantenimiento de sus cuentas y su importe. Hasta el 15 de junio, los titulares de cuentas pagaban 100 euros anuales si no cumplían las condiciones del programa Adiós Comisiones. Ahora, deben pagar 40 euros cada trimestre (160 euros al año). Eso sí, a diferencia de las entidades anteriores, el banco ofrece una cuenta sin comisiones y sin requisitos a los nuevos clientes: la Cuenta Online Sin Comisiones.

A los ya clientes adheridos al programa Adiós Comisiones, BBVA les exige como requisito principal domiciliar una nómina de al menos 800 euros o una pensión o prestación mínima de 300 euros (también son válidas las transferencias o ingresos en la cuenta de al menos 800 euros), y cumplir un requisito adicional, a elegir entre pagar al menos cinco recibos o realizar un mínimo de siete operaciones con la tarjeta de crédito de BBVA, ambos en un periodo de liquidación de cuatro meses.
Según el programa Adiós Comisiones, tampoco pagan los titulares de 1.000 acciones de BBVA o los clientes que cuenten con más de 25.000 euros en productos financieros del banco (fondos de inversión, planes de pensiones, PIAS…).

¿Y si no se cumplen las condiciones?

“Una solución para no pagar comisiones si no se pueden cumplir las condiciones que exige el banco es abrir una cuenta sin comisiones en otra entidad y cerrar la que está generando gastos”, explican desde HelpMyCash.com.

Bancos como ING, Openbank, imagin o Abanca, entre otros, comercializan alternativas gratuitas que no piden demasiados requisitos, permitiendo a los clientes esquivar la comisión de mantenimiento o los gastos asociados a la cuenta (transferencias, tarjetas…) sin tener la obligación de vincularse en exceso.