fbpx

Sanidad sólo dispone de 150 funcionarios para controlar los aeropuertos

El próximo 22 de junio España procederá a la reapertura dentro del espacio Schengen, a excepción con Portugal, cuya frontera quedará abierta a principios de julio.

El próximo 22 de junio España procederá a la reapertura dentro del espacio Schengen, a excepción con Portugal, cuya frontera quedará abierta a principios de julio. Sin embargo, para someter a control a los turistas que lleguen a nuestro país se procederá a un escaso despliegue de 150 médicos y enfermeros de Sanidad Exterior.

Un escaso despliegue que preocupa a los profesionales. “Con el personal de Sanidad Exterior es inviable” señaló Mar Faraco, presidenta de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior.

La intención es detectar a los nuevos positivos con vistas a evitar rebrotes importados de otros países. Se han contabilizado hasta 104 casos de covid-19 importados, aún con las fronteras cerradas, en el mes que transcurre entre el once de mayo y el once de junio.

Con los escasos recursos, se buscará someter a un control individualizado a los turistas recién llegados y se tomará la temperatura, pudiéndose pedir datos médicos y de contacto.

VOX señaló la importancia de los controles

La formación que lidera Santiago Abascal ha reclamado al Gobierno someter a un control sanitario férreo a los viajeros que vinieran a España como medida preventiva de protección frente a una pandemia que crecía exponencialmente. Sin embargo, se nos tildó de xenófobos y no se nos hizo caso.

«Cada mes entran por el Aeropuerto de Barajas 15.000 chinos, en el gobierno dicen que no toman medidas porque no hay vuelo directo desde Wuham. No tomar medidas inmediatamente en el aeropuerto es de una irresponsabilidad brutal, no puedo entender a qué esperan», señala la líder de VOX en Madrid, Rocío Monasterio, ya en el mes de enero, hace ahora cinco meses.

El Gobierno de Pedro Sánchez, desbordado ahora por la situación y ante una total falta de previsión, quiere ahora controlar las fronteras, pero haciéndolo tarde y mal y con unas consecuencias devastadoras que no cuentan con los recursos sanitarios preciosos ante la falta de previsión que ya denunció Rocío Monasterio.