fbpx

Retos del panorama empresarial

Uno de los retos a los que se enfrentarán las empresas este año será la escasez de profesionales preparados a nivel tecnológico.

La digitalización marcará este 2022 el panorama empresarial. Las pequeñas y las grandes empresas se han percatado de los beneficios que supone la digitalización a sus modelos de negocio, por lo que en 2022 intentarán ir un poquito más allá.

Uno de los retos a los que se enfrentarán las empresas este año, según los expertos de The Valley, será la escasez de profesionales preparados a nivel tecnológico. Cada vez son más las compañías que buscan perfiles como Digital Product Manager, Product Designer, Data Scientist, Business Data Analyst o expertos en negocio digital o sistemas Cloud.

Sin embargo, pese a la gran demanda, aún no existe una oferta acorde a las necesidades empresariales. Las empresas tendrán que contribuir a la formación de los profesionales en todo lo relacionado con capacidades digitales y uso de herramientas digitales.

Los retos a los que se enfrentarán las empresas este año, según los expertos de The Valley, será la escasez de profesionales preparados a nivel tecnológico.

Por otro lado, las soft skills serán cada vez más importantes. Aptitudes como el pensamiento crítico y analítico, la creatividad para abordar nuevos retos, la capacidad de gestionar tiempos y equipos, la inteligencia emocional serán fundamentales a nivel empresarial.

Además, las empresas tendrán que tener una cultura corporativa basada en la innovación. En este sentido, el proceso de digitalización va mucho más allá de integrar tecnologías en el día a día o el uso de herramientas digitales. El reto para las empresas aquí tendrá que ser adaptar sus modelos, procesos y métodos de trabajo a este nuevo paradigma para fomentar un entorno de trabajo más innovador, eficiente, productivo y colaborativo.

Las compañías también deberán adaptar sus servicios, productos y canales a las demandas del cliente digital. Aquí tendrán un papel destacado los cambios en los hábitos de los usuarios. A raíz de la pandemia, las empresas han tenido que adaptar sus estrategias, modelos de negocio y procedimientos de trabajo para dar respuesta al nuevo entorno postpandemia. Los canales digitales han tomado un mayor protagonismo, por lo que las empresas deben amoldar los productos y servicios al ritmo de la demanda del cliente digital, reforzar los canales online y alinear mensajes al nuevo estilo de vida.

Todo ello sin olvidar la importancia de las alianzas estratégicas que facilitarán a las empresas la formación del personal y la transformación de la cultura corporativa.