fbpx

Resuelto uno de los misterios de la filosofía: Hegel no murió de cólera

Dos profesores univesitarios de la Universidad Autónoma de Madrid han concluido una investigación sobre la causa real de la muerte del filósofo idealista alemán G.W.F. Hegel.

Dos profesores univesitarios españoles de la Universidad Autónoma de Madrid, Félix Duque, filósofo; y Juan Antonio Vargas, médico internista, han concluido una investigación sobre la causa real de la muerte del filósofo idealista alemán G.W.F. Hegel (1770-1831) que, según se creía hasta ahora, había sido por el cólera.

Los investigadores aputan a que la causa de la muerte estuvo relacionada con con una enfermedad de tipo ulceroso que finalmente se complicó.

En este sentido, el doctor Vargas ha apuntado que “esto pudo derivar en una estenosis pilórica por la que se le cerrara el estómago, de ahí los vómitos o el sangrado digestivo, que también se pueden corresponder con esos vómitos «biliosos» de los que hablaba su viuda Marie, que seguramente eran oscuros o hemáticos, y que sumado a las sanguijuelas que le aplicaron como solución, pudieron agravar la anemia, y como resultado entró en un shock hipovolémico, que le llevó a una gran hipotensión y a la parada respiratoria”.

Por su parte, el profesor Duque cree, además, que en el tágico destino del filósofo almán concurrieron una serie de intrigas y complejidades filosóficas, religiosas, históricas y sociales que marcaron el devenir de los tiempos. “Se mezcla la revolución, las luchas académicas entre distintas escuelas y un grave prejuicio racial antisemita, que estallará posteriormente con numerosos conflictos en la era guillermina, con el affaire Dreyfus o con las guerras mundiales del siglo siguiente”, señala.

Los tres médicos que certificaron la muerte de Hegel debieron confundir los síntomas, pues en ese momento media Europa hacía frente a una epidemia de cólera similar a la que hoy vivimos con el Covid-19.

En esa época lo habitual era morir de paludismo o tifus. Si esto fuera poco, la prensa del momento publicó que su muerte se había debido a una apoplejía, quizás llevados por ese pensamiento de su tiempo de que el cólera era una enfermedad de la plebe y que no pudo morir como uno más del resto de sus convecinos.

Los investigadores aputan a que la causa de la muerte estuvo relacionada con con una enfermedad de tipo ulceroso que finalmente se complicó

La pregunta ahora que conocemos la verdad es, ¿cómo es posible que se haya mantenido a lo largo del tiempo esta causa en la muerte de Hegel, cuando a la luz de las investigaciones y de los síntomas relatados por los familiares y conocidos cercanos, era prácticamente descartable desde el inicio que hubiera fallecido por cólera?

Por fortuna, estos investigadores españoles han resuelto, al fin, el misterio que se llevó Hegel a la tumba.