fbpx

¿Qué se pierde teletrabajando?

Trabajar de forma remota tiene muchas ventajas, pero también algún inconveniente. Y es que aunque fomenta la conciliación laboral, también puede alargar involuntariamente las jornadas de trabajo. 

Trabajar de forma remota tiene muchas ventajas, pero también algún inconveniente. Y es que aunque fomenta la conciliación laboral, también puede alargar involuntariamente las jornadas de trabajo.

Un estudio de Steelcase pone de manifiesto que el teletrabajo puede ser un arma de doble filo para los empleados. Por ejemplo, se ha advertido que cuestiones como la colaboración también se han visto reducidas debido al teletrabajo. Los expertos aseguran que la soledad del teletrabajo es uno de los mayores inconvenientes de esta modalidad.

En ese sentido, recuerdan que la motivación es mucho más fácil encontrarla cuando hay compañeros alrededor, mientras que en el caso del teletrabajo todo se reduce a la automotivación.

En cuanto a la organización del tiempo, se indica que el entorno laboral también es muy positivo en materia de organización del tiempo del trabajador y eso es algo que habitualmente suele empeorar durante las jornadas de trabajo a distancia.

A su vez, el teletrabajo también ha influido en la creatividad de los trabajadores. Esta capacidad suele incrementarse con el trabajo en equipo. De hecho, indican que trabajar a distancia hace que sea mucho más complicado generar grandes ideas.

Por otro lado, el formato de trabajo online también ayuda a fomentar la independencia profesional. En este caso, esta cualidad es muy positiva en cualquier puesto de trabajo. Pero cuando se teletrabaja desaparece el contacto entre los compañeros y la cultura empresarial.

Asimismo, hay que tener en cuenta que los equipos de trabajo han podido perder fuelle debido a la mencionada independencia. El informe pone de manifiesto que el aprendizaje en equipo ya no es tan eficiente como antaño.

Por último, hay un aspecto muy importante que se ha resentido con el incremento del teletrabajo en la sociedad. Y es lo que tiene que ver con la comunicación.  La comunicación digital ha ganado mucho peso, y ha llevado a que las presentaciones presenciales brillen por su ausencia, lo que ha provocado una importante pérdida de oratoria entre los trabajadores.A esto se une la capacidad de respuesta, que es menor con el teletrabajo ya que se pierde la inmediatez que era tan eficaz en el formato presencial.