fbpx

Pablo Casado se enroca: ni dimite ni cesa a García Egea

Situación de bloqueo la que hoy ha provocado el todavía presidente del Partido Popular, Pablo Casado, al negarse a presentar su renuncia y dar paso a una gestora que garantice la elección de un nuevo líder de la derecha española.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,va camino de ser el nuevo Albert Rivera. Su negativa a echarse a un lado y dejr que sea una gestora la que tome las riendas del partido hasta la próxima primavera va a provocar la implosión total del PP y su destrucción, para ceder su relevo a VOX.

Hoy, la reunión de la Dirección General con los barones autonómicos ha terminado sin la adopción de un solo acuerdo o medida. Tampoco se ha entonado un mea culpa ni se ha presentado una sola dimisión o cortado una sola cabeza. Bloqueo en Génova. Es la escenificación de la podredumbre sistemática a la que se enfrenta la democracia española, con una partitocracia instalada en las cúpulas de poder de los despachos, con burócratas aferrados a sus sillones y sin que la sociedad civil o sus militantes tengan posibilidad alguna de destituirlos. Y lo que aquí se dice del PP sirve para el PSOE y cualquier otro partido.

El único anuncio que ha trascendido a la prensa es que el próximo lunes, 28 de febrero, se convocará a la Junta Directiva Nacional del Partido Popular, máximo órgano entre congresos del partido, para convocar el congreso del partido. Así se ha decidido este lunes en el Comité de Dirección del PP por unanimidad, según informan fuentes conocedoras de la decisión.

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso, lejos de aflojar el pulso o amedrentarse, ha explicado que hace dos días acudió a la sede de Génova a una reunión con Pablo Casado en la que éste volvió a chantajearla con el tema del espionaje.

Mientras, hoy el candidato del PP a presidir la Junta de Castilla y León, Fernández Mañueco, se ha sentado con Luis Tudanca, del PSOE, con el fin de iniciar las conversaciones que le permitan revalidar su mandato al frente del Gobierno regional. La reunión de ambos ha durado unos 15 minutos, y ha concluido sin aciuerdo. Mañueco tratar de ganar así tiempo antes de reunirse con VOX, para no dar una sensación de urgencia y de necesidad de la formación de Santiago Abascal para que le brinde su apoyo en las Cortes de Castilla y León, ante su negativa anticipada y ya anunciada de darles cabida en lo que podría ser su nuevo Ejecutivo. Conclusión: bloqueo también en Castilla y León.