fbpx

«Ofrecemos servicios a medida en función de las necesidades de cada cliente»

Bozhana Stoianova Stoeva es cofundadora y actual Managing Director de Bird, una consultora de negocio, innovación, investigación y desarrollo.

Bozhana Stoianova Stoeva es cofundadora y actual Managing Director de Bird, una consultora de negocio, innovación, investigación y desarrollo. “Ofrecemos servicios a medida en función de las necesidades de cada cliente”, nos explica. Hemos charlado con ella para que nos cuente un poco más de su historia como emprendedora en España y de cómo GBO le ha ayudado a la hora de crear nuevas alianzas y contactos profesionales.

¿Cuándo se crea Bird y por qué? ¿Quiénes la ponéis en marcha y con qué objetivo?

Bird es la abreviatura detrás del cual se asoma el nombre entero, “Business, Innovation, Research & Development. Salió a través de un juego con las letras de nuestros propios nombres y el simbolismo que yo buscaba. Y al símbolo se debía dar un nombre serio para poder registrar la empresa.

Se creó por pura necesidad. A uno de nosotros habían ofrecido un encargo grande de la organización intergubernamental Regional Rural Development Standing Working Group (SWG-RRD) que agrupaba a los gobiernos de seis países y territorios de los Balcanes (Albania, Bosnia y Herzegovina, Macedonia del Norte, Montenegro, Serbia, Kosovo) con sede en Skopje. Se requerían conocimientos en áreas dispares, lo que suponía una tarea en equipo.

Era aceptar la oferta o perder la oportunidad. Se trataba de un asesoramiento complejo ligado al desarrollo regional y la cooperación transfronteriza entre los países de los Balcanes. Se debía elaborar un mecanismo a través del cual repartir fondos para el desarrollo del turismo rural, la artesanía, los productos locales y la preservación del patrimonio cultural e histórico.

Entre los dos nos complementábamos. Conocíamos los Balcanes. Uno se movía por los vericuetos del desarrollo rural y su vida profesional había pasado como un alto oficial de la FAO y la Cooperación Suiza. Yo dominaba el resto de los temas. En unos pocos días nos organizamos. El contrato se debía firmar cuanto antes. En vísperas de Navidad hace ya seis años, firmábamos las actas constitutivas.

El objetivo se definía por sí sólo. Ofrecer soluciones prácticas y diseñar estrategias que funcionasen con resultados reales. En muchas ocasiones es cuestión de interpretación de reglamentos y reglas concretas, o juntar elementos tan dispares como complementarios para que encajen y hagan uno solo.

Habíamos presenciado cómo hasta los mejores proyectos e iniciativas a nivel gubernamental e internacional se dispersaban y estropeaban por falta de involucración y apoyo a las pequeñas y medianas empresas en las etapas posteriores. Deseábamos ser más independientes y más flexibles para movernos en el terreno divisorio entre lo grande y lo pequeño, entre la teoría y la práctica.

¿A qué se dedica la empresa y qué tipo de servicios presta?

Somos una consultora, por lo cual nos dedicamos al asesoramiento y la consultoría. El resto lo desvela el nombre de la empresa, business, innovation, research & development

Ofrecemos servicios a medida en función de las necesidades de cada cliente. Puede ser un tema en concreto o elaborar un proyecto desde el concepto hasta la implantación. Un asesoramiento personalizado y enfocado en decisiones concretas hasta cuando los objetivos y las vías parecen incompatibles. Lo visualizaría con un ejemplo concreto. Hasta tres años desde la Agencia Gallega de Desarrollo Rural se dirigieron a Bird con la necesidad de conseguir más fondos y dar más visibilidad a un tema importante, pero demasiado técnico y aislado del resto de actividades en el mundo rural. Se trataba de “movilidad de tierras y preservación del territorio”. Entonces nos sentamos con ellos y les hicimos un gráfico cómo en el mundo rural todo depende de la tierra, y aún más fácil lo tenían en Galicia con el Camino de Santiago. Si no se preserva y cultiva la tierra, si no se limpian los bosques, no producirían ni productos locales, ni leche, ni ternera. No funcionaría ni el comercio, ni el turismo, ni mucho menos los peregrinos conseguirían hacer el Camino de Santiago. Y a partir de allí les elaboramos un concepto cómo mejor conectar los elementos del mundo rural y el mar, que culminó en una conferencia internacional en cooperación con la FAO .

Desearía mencionar un proyecto nuestro a través del cual se prestarán servicios. Trabajando en Santiago de Compostela y viajando por Galicia notamos que lo más bonito y sostenible en el mundo rural y en la costa está escondido. La magia la descubren unos pocos.

Decidimos diseñar una red que prestase servicios y uniese a consumidores y productores a través del Camino de Santiago alrededor del cual gira una gran industria de turismo, comercio y hostelería, artesanía, arte, productos locales, tradiciones y cultura, hábitos y costumbres, historia y presente.

Cada persona podrá elegir los desvíos del camino de Santiago por los cuales perderse y descubrir lo invisible. Una aplicación funcional y transversal en tiempos de realidad y de surrealidad. Si no se puede llegar al lugar, el viaje se prepara primero, se degustan las delicias desde el sofá, se piden y se envían a casa los productos artesanales, y después se viaja… En la surrealidad del 2020 con todas las restricciones de movilidad, lo vimos aún más útil. Es un modo de unir las ciudades con su entorno rural y costero y dar visibilidad a muchas iniciativas familiares y empresas pequeñas.

Elegimos el Camino de Santiago como un punto en común entre tres países, España, Portugal y Francia con el deseo de hacerlo después aplicable y extrapolable a otros países y regiones.

La aplicación se está elaborando. La fase piloto cubrirá Galicia. Se irá extendiendo por todo el territorio de España, Portugal y Francia. Dentro de unos pocos años más, nos gustaría alcanzar los desvíos aún más lejanos, como una ruta no tan conocida, partiendo de la conocida Abadía de Einsiedeln, Cantón de Schwyz, Suiza y desvelar sus secretos.

¿Quiénes son sus clientes tipo?

Lo más fácil es decir que son múltiples. Más largo es enumerarlos. Se suceden y varían. Instituciones públicas, organismos gubernamentales y europeos agencias estatales, empresas estatales y privadas, iniciativas familiares y negocios pequeños, consultoras internacionales, organizaciones internacionales e intergubernamentales, entre las cuales con encargos concretos la FAO, el Banco Mundial, UNDP, OECD, Open Society Institute, Comisión Europea.

Uno de nuestros clientes actuales somos nosotros mismo con el proyecto de “Por los desvíos del Camino Santiago”. Nos encontramos en la etapa más pedregosa y desalentadora cuando los fondos propios escasean y hay que convencer a los inversores que crean en nosotros. Reconozco que siendo nosotros mismos un cliente nuestro me cuesta mucho más enfrentarme a las situaciones complicadas y al desánimo.

Y me gustaría compartir una experiencia agradable. En la extraña realidad del 2020 formar parte de la red de empresas Global Business Owners (GBO) nos ha ayudado mucho. A menudo evoco una frase que nuestro padre nos ha ido repitiendo a mi hermana y a mí, demostrándonoslo con su propio ejemplo. El agua se ofrece mientras se tiene sed. Y es lo que describe el concepto de estar conectado con GBO. Se apoya de un modo más indirecto o más directo. Mas cuando se pide agua, si no se tiene, al menos se ayuda a llegar a la fuente.

¿En qué sectores estáis especializados?

Se van variando y se van turnando. Análisis político-económicos, políticas europeas y fondos europeos, cooperación internacional, desarrollo regional y desarrollo rural, turismo, negocios y planificación estratégica, diseño, evaluación e implementación de proyectos.

El desarrollo rural es uno de los sectores en los que los últimos tres años concentramos muchos esfuerzos e interés empresarial y personal. Notamos que en el desarrollo sostenible se concentran todas las actividades en las que estamos especializadas y donde se percibe mejor el sentido real de la sostenibilidad. Lo sostenible no es siempre algo grande con una gran inversión detrás, sino un negocio pequeño que da trabajo a varias personas y ofrece servicios en un territorio aislado. Gota a gota se llena el cubo, en eso consiste el desarrollo sostenible por el cual apostamos.

¿Dónde te gustaría ver la empresa en los próximos años?

Dentro de un año, quizás en otra entrevista con TargetOn, contar que nuestro proyecto “Por los desvíos del Camino de Santiago” ya es visible y tangible. Significaría que habíamos conseguido inversión necesaria más allá de nuestros propios recursos para llevarlo adelante. Y ya atrae a clientes, viajeros y curiosos por descubrir lo exclusivo y lo mágico.

Anhelo que seamos una empresa sostenible en la cual los clientes confían, se quedan satisfechos y vuelven con nosotros. A lo mejor habrá días de lluvia impía cuando nos desorientaremos, nos desanimaremos. Lo importante es que continuemos soñando y volando a pesar de los caminos pedregosos y los obstáculos por superar.

Y en un futuro más cercano y más lejano, sería gratificante que mantuviésemos nuestro estilo y clase, destacando por los conocimientos que ofrecemos, el apoyo que damos y las soluciones que encontramos. Me gusta una frase con la cual Giorgio Armani describe la elegancia, L´eleganza non e farsi notare, ma farsi ricordare”.Y se aplicaría a la perfección a cualquier ámbito o negocio. Lo importante no es notarse, sino recordarse por lo bien que se hace y el coraje de decir no cuando las circunstancias lo imponen.

Lea esta entrevista completa en inglés.