fbpx

“Nuestro objetivo es que por cada camiseta que fabriquemos recojamos, al menos, el mismo numero de prendas”

Pepe Martín y Víctor Rodado, fundadores de Minimalism Brand: “Preferimos un precio justo y consciente todo el año que hacer ofertas locas para vender durante la semana del Black Friday”. La empresa factura un 50% más con respecto a 2019 y tienen previsión de vender más de 20.000 prendas en 2020.

Minimalism Brand, nacida en 2017 con la creencia de que una vida minimalista y responsable es la única capaz de provocar cambios, produce, fabrica y genera residuos, como cualquier empresa. Crear productos nuevos, duraderos y no tener un mínimo impacto es casi imposible. Pepe Martín y Víctor Rodado, sus fundadores, intentan conseguir que se haga de la manera más consciente y humana posible.

Para ello, este ecommerce de moda sostenible usa tejidos orgánicos, controlando el impacto en toda la cadena de valor, utilizando packaging reciclado, etc.

Ahora, dan un paso más allá y quieren equilibrar este impacto, aludiendo a la responsabilidad de encargarse de esas prendas que los ususarios van a dejar de usar cuando compren alguno de sus productos. “Hemos habilitado la opción de residuo textil cero en el proceso de compra para que, si el cliente la selecciona, al mismo tiempo que el transportista entrega el pedido de Minimalism el cliente entregue hasta 500 gramos de ropa para que sea reutilizada o reciclada en función de su estado”, explica Victor Rodado.

Este residuo textil que recogerá el cliente será donado a Recumadrid, donde se analizará de forma manual y se dividirá en función de su estado. Las prendas que cumplan los parámetros de calidad establecidos, se venderá en su tienda a un coste muy bajo, haciendo hincapié en que no existirá un beneficio para ninguna de las empresas con el dinero generado por esas ventas. Una forma para potenciar la inclusión en el mercado laboral de personas en riesgo de exclusión social y laboral, ofreciéndoles así una nueva oportunidad y un motivo. Además, la ropa que no se pueda vender será reciclada para darle una segunda vida en el futuro.

“Hemos habilitado la opción de «residuo textil cero» de forma gratuita para pedidos superiores a 60 euros y con un coste de 5 euros para pedidos inferiores a 60 euros. Con ello no ganamos nada, de hecho, nosotros cubrimos los costes de la logística inversa de todo el proceso así como la mano de obra”, añade Rodado.

Con este movimiento, «residio textil cero», Minimalism consigue cerrar el círculo de la producción textil y cumple con uno de sus principales propósitos como marca. “Somos conscientes de cómo fabricamos, de cómo vendemos y, desde ahora, trataremos de dar una segunda vida a esas prendas que no se usan y que pueden ser muy útiles para otros”, señala Pepe Martín.