fbpx

Nace Gotongo, una aplicación que servirá de bolsa de trabajo digital para voluntarios de ONGs

Se trata de una iniciativa de dos emprendedores españoles con la que pretenden ayudar a las ONGs a dar con los mejores candidatos.

Gotongo es una startup con sede en Guipúzcoa que desarrolla herramientas digitales destinadas a ONG y voluntariado. Su objetivo es conectar a entidades sin ánimo de lucro con personas que quieren trabajar o hacer voluntariado en proyectos que se alineen con sus valores y sus motivaciones de una forma sencilla, segura y eficaz.

Es una empresa de innovación en el ámbito social, formada por un equipo de personas inconformistas con las injusticias y desigualdades de la sociedad actual, que destina el 51% de sus dividendos a ayudar económicamente a los programas mejor valorados por los candidatos.

Así, han creado una aplicación que sirve como bolsa de trabajo digital independiente de voluntarios, especializada en ONGs que operan en el ámbito internacional. Para ello, han lanzado una solución centralizada y eficiente que pone fin a uno de los quebraderos de cabeza más habituales en los departamentos de recursos humanos de ONG pequeñas y medianas: el reclutamiento de profesionales.

El acceso a la aplicación es gratuito hasta enero de 2022. A través de esta herramienta, las ONG pueden centralizar y unificar el proceso de selección de personas en un mismo sitio. En plena crisis del tercer sector a causa de la pandemia del coronavirus, la startup se posiciona como aliado tecnológico de las ONGs a nivel global.

“Es una herramienta fácil de usar y entender, que ahorra tiempo a las organizaciones, ya que pueden hacerlo todo en una misma plataforma: primero crear y dar difusión a las ofertas y después analizar los perfiles y realizar el contacto final para la contratación”, explica Guillermo Boned, socio fundador de esta startup de innovación en el ámbito social y la única plataforma sin vinculación a una ONG determinada que ofrece este abanico de servicios.

Para las personas candidatas la plataforma es de acceso gratuito y ofrece también varias ventajas, ya que pueden acceder a las ofertas de distintas organizaciones en una única plataforma intuitiva, segura y comprometida con los derechos laborales.

Desde su propia área privada y a partir de una cuota mensual de 9,99 euros cualquier ONG podrá registrar sus ofertas de empleo. La publicación de proyectos de voluntariado es gratuita. Todas sus funcionalidades están disponibles en español e inglés.

“El plan Básico está pensado para las ONG pequeñas y con presupuesto reducido pero que quieren contratar. Después hay dos planes más, pensando en ONG con presupuestos cada vez mayores”, explica Tánit Esnal, socia de Boned en esta aventura empresarial.

Sin embargo, siguiendo su compromiso de ayudar a estas entidades, Gotongo ha decidido retrasar hasta el próximo año (enero de 2022) la implantación de las suscripciones de pago, el pilar de su modelo de negocio, aportando su granito de arena hacia la recuperación del sector, muy castigado por la pandemia.

Más de 200 ONG de 45 países se han registrado ya en la plataforma y, de momento, han publicado 74 proyectos en 17 países (37 de ellos en España y el resto son de Hispanoamérica y África). También se han registrado más de 10.000 candidatos de todo el mundo. “Conseguimos para cada ONG una media de 10 personas por proyecto de voluntariado y 25 por vacante de empleo. Vamos poco a poco, pero estamos muy contentos”, declara Esnal.

El voluntariado y el empleo virtual en el tercer sector

Tras más de un año estudiando el mercado, hablando con ONG y personas voluntarias para dar forma a la idea, Gotongo lanzó su proyecto en abril de 2020, en pleno confinamiento: “La pandemia y la distancia social obligatoria han supuesto el aumento de ofertas de voluntariado y empleo virtual; en este momento,  un 16% de nuestra oferta  es de voluntariado online y esperamos que crezca de manera sostenida durante los próximos años”, apunta Boned. El teleacompañamiento a personas mayores en situación de soledad, o la recopilación virtual de libros y archivos multimedia son ejemplos de esta nueva modalidad de voluntariado.

Guillermo Boned y Tánit Esnal, los emprendedores detrás de Gotongo, cuentan con experiencia en labores de voluntariado local e internacional –además de formación y experiencia en Administración y Dirección de Empresas e Ingeniería Industrial respectivamente. Ambos decidieron explorar su idea de negocio tras experimentar durante un viaje por Asia la dificultad para encontrar una ONG con la que colaborar: “Hay millones de personas en todo el mundo queriendo viajar y hacer voluntariado y ONG que necesitan de su colaboración; sin embargo, es complicado encontrar información suficiente para dar con una organización con la que te sientas identificado o motivado”, cuentan.