fbpx

Músicos por la Salud reúne 17.000 firmas y apoyos en los sectores sanitario y musical para incluir la música en hospitales y residencias

Los microconciertos en hospitales ayudan a reducir un 27% la ansiedad y aumentan en un 88% el bienestar del enfermo.

La fundación Músicos por la Salud ha conseguido ya 17.000 firmas de ciudadanos apoyando su manifiesto para solicitar la implementación de la música en directo en hospitales y residencias.

Pacientes en tratamiento de cáncer, hemodiálisis, UCI, en las unidades de Salud Mental o Geriatría son algunas de las casi 500.000 personas a quienes la música en vivo ha ayudado a aumentar su bienestar y reducir su ansiedad durante los últimos seis años, gracias a la colaboración entre Músicos por la Salud y los diferentes centros.

Músicos como la cantautora Rozalén o el compositor Juan Antonio Simarro, así como el Consejo General de Enfermería, la Confederación Española de Sociedades Musicales, el Colegio Oficial de Médicos de Valencia y la Federación de Organizaciones de Mayores de la Comunidad Valenciana, han mostrado su respaldo a esta iniciativa, que solicita al Ministerio de Sanidad que siga las recomendaciones de la OMS y, manteniendo el marco competencial, implemente políticas que incluyan las artes y, en especial, la música en vivo en el entorno sociosanitario, dotando de presupuesto a este tipo de proyectos.

Asimismo, el documento pide a las comunidades autónomas que incluyan en sus planes de salud la música en vivo en hospitales y centros sociosanitarios para mejorar la calidad de vida de los pacientes, residentes, usuarios y profesionales.

Rozalén y Juan Antonio Simarro muestran su apoyo en el Día de la Música 

Para la cantautora Rozalén, la música forma parte de nuestra vida. “El cuerpo humano funciona a base de ritmo: nuestro corazón late a un ritmo, andamos a un ritmo.

Todo son ciclos rítmicos y, además, algo que nos diferencia son las emociones. La música trabaja las emociones”, ha comentado la cantautora en la cuenta de Twitter de Músicos por la Salud.

“Por eso, porque están demostrados todos esos beneficios de la música en la salud mental y física, debería formar parte de los hospitales y centros de salud para mejorar la calidad de vida de las personas y me uno a la campaña para pedir al Gobierno que se incluyan músicos y músicas en los hospitales y centros sociosanitarios”.

De igual forma, el compositor, pianista y productor musical Juan Antonio Simarro, ha mostrado su apoyo indicando que “la música puede mejorar nuestro de ánimo. Por eso es tan importante que esté presente en los hospitales para que los pacientes puedan llevar mejor su tratamiento y para que el personal sanitario pueda afrontar de mejor forma su trabajo cada día”.

El oído, lo último que pierden y lo primero que recuperan los pacientes de UCI  

La música, según Marisa Blasco, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva y jefa de área del Hospital Clínico de Valencia, “baja el nivel de incertidumbre y angustia a los pacientes”. “El oído”, recuerda, en los pacientes de UCI, “es de lo último que se pierde y lo primero que se recupera”.

“Músicos por la Salud aporta momentos de respiro y alivio mediante la música para ayudar a pacientes y residentes en hospitales y centros sociosanitarios”, ha comentado Guillermo Giner, presidente y fundador, “Un proyecto que va de música, de personas y de sus emociones, de compañía, de recuerdos, de vida a través de las melodías, de esperanza que llega con las canciones”.

Los beneficios de la música en vivo: reducción de la ansiedad y aumento del bienestar 

Los beneficios de las artes en la salud física y mental han sido reconocidos en 2019 por el informe Arts&Health Evidence Network de la Organización Mundial de la Salud a raíz del cual otros países de nuestro entorno han puesto en marcha estrategias para que las artes formen parte del entorno sociosanitario. Según un estudio realizado por la Fundación Musicoterapia y Salud, los microconciertos ayudan a reducir un 27% la ansiedad y aumentan en un 88% el bienestar del enfermo.

Dese el inicio de su actividad hace 6 años, casi medio millón de personas se han beneficiado de la compañía de la música en vivo en su estancia en centros sociosanitarios gracias a la colaboración entre Músicos por la Salud y los hospitales y residencias. Sólo durante este 2022, la fundación ha llevado a cabo 762 microconciertos en hospitales y centros sociosanitarios de todo el país, lo que se traduce en 1.524 horas de música en vivo.

Solicitada la tramitación de una Proposición no de Ley 

Músicos por la Salud se ha reunido con la Comisión de Sanidad del Congreso, así como anteriormente con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para compartir sus reivindicaciones, solicitando la tramitación de una Proposición No de Ley para incluir la música en el sistema sanitario, como ocurre en otros países de nuestro entorno, siguiendo las recomendaciones de la OMS.

Los representantes de Músicos por la Salud hicieron partícipes asimismo a los miembros del Congreso del resultado de los estudios sobre los efectos de la música en directo y de las artes en general en el entorno sanitario realizados tanto por la OMS como por la Fundación Musicoterapia y Salud.