fbpx

Mínima bajada del paro y aumento de la contratación indefinida

Los sindicatos dicen que es el momento de subir los salarios.

El paro en el mes de marzo ha bajado muy levemente, 0,09%, aunque los cotizantes, en términos desestacionalizados, han subido en 140.000 personas. Unos datos que, en propias palabras del ministro de Inclusión y Seguridad Social, han sido buenos en la primera parte del mes, pero se han resentido en la segunda.

“Es pronto para hablar de los efectos que pueda traer la crisis energética y de suministros en la economía y, por tanto, en el empleo. De momento, los parones se han ido salvando con ERTE, pero tienen que ponerse en marcha cambios urgentes que potencien nuestra autonomía eléctrica y de combustibles”, pide Joaquín Pérez, secretario general de USO.

En cuanto a la contratación indefinida, ha subido notablemente en los últimos días para adaptar los contratos que no debían ser temporales y ha supuesto el 30,7% del total de los firmados en marzo. Siguen pesando en ellos las conversiones, que representan el 37% de ellos.

“En unos meses, tendremos que ver los efectos reales de estas contrataciones, con los datos de despidos improcedentes, para saber si esos contratos son realmente indefinidos y crean un puesto de trabajo, o se firman así únicamente para salvar la ley y suponen solo un cambio de nombre para la misma precariedad y rotación”, advierte Pérez.

Lo que sí tiene claro el máximo dirigente de USO es que “ahora es el turno de los salarios. Con la prudencia que requieren los sectores especialmente golpeados, pero con otros muchos, que han salido reforzados de la crisis o que tienen una vía abierta en la reindustrialización, tirando de una subida acorde con la inflación. Los trabajadores no pueden volver a pagar la factura de una nueva crisis”.