fbpx

Más del 60% de los empresarios tienen dificultades para encontrar candidatos cualificados

El desajuste de talento alcanza en nuestro país la cota más alta de los últimos 11 años.

Los datos extraídos del último Estudio ManpowerGroup de Proyección de Empleo reflejan que el 64% de las organizaciones españolas tiene hoy dificultades para encontrar candidatos con las competencias técnicas y sociales requeridas. Así, el desajuste de talento alcanza en nuestro país la cota más alta de los últimos 11 años y supera en 16 puntos porcentuales la cifra recogida en el escenario pre-Covid de 2019.

El estudio refleja además que, tras la pandemia, las competencias sociales han cobrado especial relevancia y así las “soft skills” se han convertido en un factor clave a la hora de seleccionar al mejor talento. En España, el compromiso (26%), la iniciativa (22%) y el liderazgo (22%) destacan entre esas habilidades por delante del pensamiento crítico, la resolución de problemas o el trabajo en equipo, todas ellas con un 14%.

Los empresarios españoles reconocen además que las posiciones relacionadas con la manufactura o la producción son hoy las más difíciles de cubrir, seguidas de perfiles para operaciones y logística (13%) y perfiles administrativos o de apoyo en oficinas (8%).

Por tamaño de empresa son las grandes compañías (+ de 250 empleados) las que tienen hoy mayores dificultades para encontrar el talento que necesitan (83%); seguidas de las pequeñas (10-49 empleados) con un 67% de dificultad, las medianas (50-249 empleados) con un 66% y las micro (menos de 10 empleados) con un 42%.

Pero España no es más que el claro reflejo de la tendencia que se registra a nivel mundial. En este sentido, el porcentaje de directivos que está experimentando dificultades para encontrar talento a nivel global se sitúa en un 69%, la cifra más alta desde que se comenzó a realizar el estudio en 2006, hace 15 años. Y, sin embargo, son otros países europeos los que hoy están reportando el mayor desajuste de Talento del mundo: Francia con un 88%, Rumanía con un 86% e Italia con un 85% encabezan la lista.

La flexibilidad como antídoto

Para reducir ese desajuste de talento y además atraer y retener a los mejores candidatos, más de la mitad de los empresarios (56%) están ofreciendo medidas de flexibilidad a sus empleados. Así, mientras un 78% de las organizaciones necesitará que sus empleados permanezcan en el lugar de trabajo a tiempo completo, un 13% optará por modelos híbridos que combinen teletrabajo y presencialidad y otras ofrecerán alternativas diversas a posiciones antes consideradas inflexibles.

El objetivo no es otro que satisfacer, de algún modo, una necesidad manifestada de forma clara por los profesionales. Hoy ocho de cada 10 exige que el trabajo les permita conciliar vida privada y profesional.
 
Sin embargo, lo cierto es que ahora que los planes de vacunación permiten cierto optimismo respecto a la crisis sanitaria de Covid-19, el 80% de los directivos españoles prefieren volver al trabajo presencial para reducir el nivel de preocupación que genera la posible falta de productividad de sus equipos (20%), la disminución del bienestar del empleado (16%), el daño a la cultura empresarial (8%) o una reducción de los niveles de colaboración (6%).

Una oportunidad para ser mejores

Las compañías españolas tienen ahora la oportunidad de construir un futuro más parecido al que siempre han deseado los profesionales; un futuro basado en la flexibilidad y en la confianza, más virtual, y con una mejor conciliación entre la vida profesional y privada, algo que permitiría también a las organizaciones atraer perfiles que podrán trabajar desde cualquier lugar.
 
“Las organizaciones deben ahora reflexionar sobre la posibilidad real de mantener modelos híbridos de empleo, garantizar el upskilling y reskilling de los empleados, ofrecer planes de conciliación, flexibilidad y bienestar físico y mental adaptados a los distintos perfiles e impulsar la resiliencia en los profesionales”, ha asegurado Francisco Ribeiro,director de ManpowerGroup España.