fbpx

Más del 55% de los españoles confiesa estar preocupado por sus ahorros

Presentado el estudio "Percepción y hábitos de los españoles respecto al sector bancario" llevado a cabo por Nickel.

El actual contexto de guerra en Ucrania, los problemas en las cadenas de suministro y sector transporte, así como la inflación en los precios, han hecho que la incertidumbre continúe siendo uno de los aspectos que más definen la situación económica actual, convirtiendo el ahorro en una de las principales preocupaciones de los ciudadanos.

Sin embargo, parece que en conjunto seguimos viendo el vaso medio lleno: un poco más la mitad de los españoles considera que este año le irá mejor económicamente.

Así lo refleja el estudio «Percepción y hábitos de los españoles respecto al sector bancario» llevado a cabo por Nickel, la cuenta sin condiciones que se abre en cinco minutos en estancos y loterías, para conocer el sentimiento actual de la población y su percepción del sector bancario.

Concretamente, hay un 36,3% de los encuestados que considera que su situación económica va a mejorar durante este 2022, junto a un 13,9% que afirma haber ahorrado mucho durante 2021, por lo que cree que este año le irá mejor.

Sin embargo, la otra mitad de los españoles (49,8%), opina que este año su situación va a ser similar o incluso peor. Los hábitos de consumo de las personas cambiaron desde la irrupción de la pandemia, así como la capacidad económica de gran parte de la población debido a los ERES y ERTES que desgraciadamente vivimos, y la inflación de los precios.

Estos cambios y problemas socioeconómicos han convertido los ahorros en uno de los temas que más preocupan a los españoles en la actualidad.

En este sentido, más de la mitad de los encuestados (55,1%) afirma estar preocupado por sus ahorros, en contraposición al 31,6% que afirma no tener preocupación ya que ha sabido planificar muy bien sus gastos y tiene la certeza de que ahorra algo. Por otra parte, cabe destacar que hasta un 13,2% confirma no tener ningún tipo de ahorro.

Según el estudio realizado por Nickel, la edad es un factor a tener en cuenta en cuanto a la planificación de los gastos y la preocupación por sus ahorros.

Casi la mitad de los mayores de 61 años encuestados (45,8%) consideran que planifican bien sus gastos y no están preocupados por sus ahorros, en contraposición al 18,4% de los jóvenes de entre 18 y 30 años que afirman los mismo.

Además, el 65,3% de los encuestados entre 18 y 30 años sí están preocupados por sus ahorros y consideran que tener una segunda cuenta destinada a sus ahorros implica una mayor seguridad, aspecto que solo destaca el 30,5% de los mayores de 61 años.

Actualmente, tener una segunda cuenta para ahorros es una tendencia, siendo una de las opciones más acertadas para más de la mitad de la población (55,1%) al implicar menos riesgos. Siguiendo esta línea, los datos muestran que el 13,4% de los españoles tiene la intención de abrir una segunda cuenta durante 2022 en otro banco distinto al que se encuentra a día de hoy.

Es importante destacar el alcance que supone el conocimiento financiero para sacarle partido a la economía personal. España no sobresale en este ámbito, ya que más de tres cuartas partes de la población (76,6%) consideran que les falta conocimiento para sacarle provecho.

Entre ellos, un 48,7% reconoce que le falta conocimiento, aunque trata de buscarle la mayor rentabilidad y seguridad a su dinero, y el 27,9% reconoce gestionarlo de forma básica y no obtiene rentabilidad. Tan solo el 23,5% de los encuestados asegura conocer las herramientas necesarias para ahorrar e invertir.

Según Thomas Courtois, presidente de Nickel, “nos ha alegrado mucho comprobar, gracias a este estudio, que los españoles se sienten algo más optimistas de cara al futuro, a pesar del clima de incertidumbre en el que vivimos. En Nickel sabemos que las entidades financieras jugamos un papel importante en la seguridad económica de nuestros clientes, y por eso nosotros somos siempre transparentes con nuestras tarifas, que son iguales para todos nuestros clientes, tengan la situación económica que tengan. Esta predictibilidad es clave para que puedan planificar mejor sus gastos y ahorros”.