fbpx

Más de la mitad de los españoles apuestan por el autoconsumo y la soberanía energética

Solo un 28% está pensando en cambiar de compañía eléctrica considerando el panorama internacional actual.

España lleva meses encadenando una subida constante en la factura energética, situación que se ha agravado con el actual conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Los precios de la electricidad en el mercado mayorista pulverizan los récords alcanzados anteriormente, y el precio del gas sigue el mismo camino, situando a Europa en una situación sin precedentes, con la energía más cara de la historia.

En este contexto, desde la plataforma de investigación de mercados Appinio, ha llevado a cabo un estudio para conocer la opinión de los españoles con respecto al uso energético y sus preferencias.

Esta situación ha provocado que el 79% de los españoles se muestren preocupados ante el impacto que el panorama internacional actual podría tener en el precio de los combustibles a largo plazo.

Además, los datos de esta encuesta también reflejan que un 96% de los encuestados estarían dispuestos a reducir significativamente el consumo de energía en su hogar, de los cuales un 39% ya lo está haciendo, mientras que el 45% no saben cómo adoptar la mejor solución.

Este desconocimiento es un problema que afecta a muchas personas, y así lo refleja este estudio, donde el 30% de los españoles afirma no saber de dónde proviene mayormente la energía de su hogar (carbón, gas, solar, etc.), siendo la energía eléctrica la más común en los hogares (87%).

La percepción de los españoles ante los diferentes tipos de energía arroja que el 83% considera a la energía solar como la energía más limpia, seguida de la energía eólica (73%) y la energía hidráulica (56%).

Por el contrario, el petróleo/gasoil ha sido considerada como la más contaminante por el 75% de los encuestados, seguida de la energía nuclear (57%) y el carbón (55%).

De hecho, la reciente declaración de la energía nuclear como energía verde/limpia a nivel europeo ha sido objeto de polémica nacional e internacional. Pese al debate generado, solamente el 26% de los españoles se ha declarado a favor del nuevo estatus de este tipo de energía.

Medidas nacionales ante un problema global

Aunque España es un país privilegiado en cuanto a recursos naturales para las energías renovables y posee una de las redes de gas más extensa de Europa, el 53% de los españoles considera que somos demasiado dependientes de otros países para abastecer las necesidades energéticas del país.

Ante esto, el 54% de los encuestados consideran que el Gobierno español no está haciendo lo suficiente para mitigar el impacto en el gas y los precios del combustible debido a las circunstancias actuales.

En la búsqueda de alternativas a este problema, un 42% de los encuestados opina que España cuenta con los recursos naturales suficientes como para convertirse en un exportador de energía renovable, por lo que el 67% considera que España debería de aprovechar el panorama actual para fomentar este tipo de energías.

Para hacer frente a esta escalada de precios, el 58% de los españoles creen que priorizar la inversión de energías renovables es la principal medida que debería de tomar España para hacer frente a la crisis energética, seguido del fomento del autoconsumo (55%) o minimizar la dependencia energética de otros países (49%).

Un impacto en el poder adquisitivo

La subida en la factura eléctrica, del gas o en los carburantes, tiene un efecto en todas las actividades económicas del país. Ante el impacto que esta situación puede tener en el precio de la comida en supermercados y restaurantes, un 86% de los encuestados se ha mostrado preocupado por ello y el 52% de los españoles han afirmado que esta subida de los precios actuales supone una gran carga económica para ellos. Es por ello que un 28% está pensando en cambiar de compañía eléctrica considerando el panorama internacional actual.