fbpx

Más de la mitad de la población cree que el reciclaje de los distintos plásticos es difícil de entender

La gente no cree que lo que despositamos en el contendor amarillo realmente se recicle.

Según un informe recientemente publicado por la empresa Hi-Cone existe una falta de motivación entre la población a la hora de recliclar. Entre los factores que lo explican destacan: comprender qué es lo que hay que reciclar y cómo reciclar, y las instalaciones e infraestructura para poder hacerlo. Sin embargo, tan solo algo más el 20% encuestado piensa que el 75% o más del material depositado en los contenedores se recicla efectivamente. Es más: el 79% piensan que menos de la mitad del material depositado se recicla o incluso reconocen no saber qué cantidad se recicla.

“Un reciclaje eficiente y eficaz depende de una serie de factores, y lo primero que hay que tener en cuenta para poder reciclar es que los agentes que participan en este proceso sepan qué hay que reciclar y dónde deben hacerlo”, ha comentado Shawn Welch, vicepresidente y director general de Hi-Cone, ante el dato de que el 54% de los encuestados confiesa que tiene problemas para entender el reciclaje de los distintos tipos de plástico. Esta brecha entre la voluntad y el comportamiento se evidencia en la afirmación que el 68% de los encuestados no recicla tanto plástico como debería.

Un signo alentador a pesar de la falta de comprensión del término “economía circular” (solo el 39% de los españoles comprenden el significado del término), es que los participantes en el estudio indican comportamientos que se ajustan a sus objetivos. Casi dos tercios de los participantes dicen que reciclan el 75% o más de sus residuos de plásticio, mientras que el tercio restante sí recicla todos sus residuos de plástico.

Según Shawn Welch: “En España hay un cierto grado de entendimiento del término economía circular con respecto al resto de países, además de tener una infraestructura de reciclaje muy sólida y facilidades para poder reciclar en sus hogares y en lugares públicos, pero esto no lo es todo. Para conseguir que todo el mundo recicle sus residuos es necesario que comprendan bien el significado de la economía circular y sus diferencias con la economía lineal, que tanto fabricantes como consumidores sepan qué es lo que sucede cuando reciclan sus residuos y lo que pasa cuando no lo hacen.”

Buena infraestructura en España

El informe del 2020 sobre el estado del reciclaje del plástico demostró que los españoles lideraban en el reciclaje en lugares públicos, pues un 89% de ciudadanos afirmaron usar los contenedores de reciclaje de la ciudad, por delante de mexicanos (75%), británicos (63%) y estadounidenses (59%). Esto se debe principalmente a que España es uno de los países con la infraestructura de reciclaje más sólida. En España hay alrededor de 390.611 contenedores amarillos, o lo que es lo mismo, cada 100 metros existe un contenedor donde cada ciudadano puede depositar sus envases de plástico, latas y briks. Según datos de Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, en 2019 cada ciudadano en España depositó 17,1 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo, lo que supuso un aumento de un 9,1% con respecto a las cifras de 2018.

“Es necesario educar a los consumidores desde pequeños para que entiendan la importancia de las 3R’S: reducir la cantidad de plástico virgen, reutilizar todo el material posible tanto en el proceso de producción como en los hogares y mejorar las prácticas de reciclaje de los consumidores es el camino para seguir. Queremos identificar los desafíos y también las oportunidades de la industria para mejorar el reciclaje de plásticos. En España las anillas RingCycles han supuesto una reducción en el uso de plástico virgen de 2.300 toneladas en el año 2020”, afirma Shawn Welch.