fbpx

Madrid teme un gran apagón eléctrico a nivel nacional y reclama un plan al Gobierno de Sánchez

Madrid se anticipa a las CC.AA. y establece un plan para enfrentar una posible emergencia de este tipo en la región.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside Isabel Díaz Ayuso, ha elaborado un nuevo plan de protección civil que incluye en su revisión la posibilidad de que toda la región se quede sin suministro eléctrico, en línea con lo que otros páises europeos ya están contemplando; y pide un protocolo de actuación conjunto al Gobierno de la nación para actuar ante una contingencia de este tipo y evitar la paralización entera de la nación.

Países como Alemania, Austria o Suiza han puesto ya en marcha planes de respuesta ante este tipo de circunstancia: que Europa entera pueda sufrir un gran apagón eléctrico, reduciendo al continente en la Edad de Piedra y completamente indefenso ante posibles ataques de terceros países.

De hecho, China ya ha venido sufriendo apagones eléctricos debido al importante aumento de la demanda eléctrica que han provocado, junto con las restricciones del Covid-19 retrasos muy importantes en la cadena de suministros mundial al relentizar sus puertos la salida de mercancías y, por tanto, impidiendo la salida de los contendores necesarios para el transporte de dichas mercancias a larga distancia.

Por esa razón, China ha emprendido la construcción de numerosas centrales nucleares con vistas a garantizarse el acceso a la energía electrica en un futuro inmediato y evitar tener que priorizar, como hasta ahora, el uso de la oferta actual a las familias en lugar de a la industria para que continuara la producción; y de ahí los impirtantes retrasos en la salida de las mercancías de los puertos, fenómeno que se conoce como el «gran desabastecimiento».

Ahora la Comunidad de Madrid pone de manifiesto la necesidad de contar con una seguridad energética suficiente, tal y como regula la Ley de Seguridad Nacional, y se constituye nuevamente en la región que encabeza este tipo de respuesta ante contingencias gravísimas como sería un apagón de estas características, que nadie descarta ya que se pueda producir.

El documento presentado reclama al Gobierno socialcomunista, que preside Pedro Sánchez España, «la necesidad de elaborar y poner en marcha un protocolo de actuación conjunto que permita alcanzar toda la coordinación que sea necesaria por parte de los diferentes actores, ante una emergencia derivada de este desabastecimiento, en tanto en cuanto no se establezcan los planes estatales solicitados por el Gobierno regional», afirman fuentes de la Puerta del Sol.

«Este protocolo debería definir las infraestructuras críticas y esenciales (…) tales como hospitales, centros socio-sanitarios, transporte, alimentación, comisarías, parques de bomberos, y sus empresas de suministros. Igualmente se establece un plan de contingencia que contemple la adopción de sistemas alternativos o complementarios para la continuidad del servicio, con mecanismos de coordinación con las empresas energéticas y de suministros básicos».

Ante este posible escenario las autoridades de la Comnidad de Madrid recomiendan ya a la población que dispongan en sus domicilios de víveres suficientes como para hacer frente a una contingencia de este tipo al menos durante dos semanas.