fbpx

Madrid finaliza, en tiempo récord, la construcción del Hospital Isabel Zendal para pacientes Covid

Estas nuevas instalaciones cuentan con una superficie de 80.000 metros cuadrados que se han levantado de la nada en tan solo tres meses.

Urvios Construcción y Servicios, junto con Ferrovial, Dragados y Sacyr entre otros, han sido los encargados de levantar el nuevo Hospital Isabel Zendal para pacientes de Covid de la Comunidad de Madrid. Estas nuevas instalaciones cuentan con una superficie de 80.000 metros cuadrados que se han levantado de la nada en tan solo tres meses, convirtiéndose en un referente a nivel mundial.

Las obras del Hospital Enfermera Isabel Zendal han concluido en los tiempos previstos, convirtiéndose en un referente por haber sido construido en el plazo más corto hasta la fecha. Así lo confirman desde la dirección de Urvios, quienes manifiestan la efectiva finalización de sus obras en condiciones normales de uso así como un escrupuloso seguimiento de todas las medidas de seguridad y salud en el trabajo.

Sólo tres meses han sido necesarios para que Urvios, junto con otras empresas del sector, hayan terminado esta obra en un tiempo seis veces más rápido del habitual, utilizando para ello métodos constructivos innovadores basados en la tecnología fast-track, donde diseño de proyecto y ejecución de la obra van de la mano.

El objetivo de este hospital, que aporta más de 1.000 camas y 50 UCIs, es reforzar el sistema sanitario madrileño y convertirse en un referente de enfermedades contagiosas.

Este hospital también albergará el Centro de Contingencia del SUMMA 112, el Centro de Coordinación de Crisis Sanitarias y el Laboratorio Regional de Salud Pública, cuya labor es fundamental para el control de las epidemias. Asimismo será la sede del almacén central del Servicio Madrileño de Salud.

Sobre el nombre del hospital

Isabel Zendal Gómez (Santa Mariña de Parada, Órdenes, La Coruña, 1771 – Puebla de los Ángeles, México), fue una enfermera y rectora del Orfanato de la Caridad de La Coruña. Participó en la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna de Francisco Javier Balmis cuidando de los 22 niños de la Casa de Expósitos de La Coruña que viajaron a América, con edades de entre 3 y 9 años, y de los 26 que fueron a Filipinas, durante los 10 años que duró la expedición para llevar la vacuna de la viruela a los territorios españoles de ultramar. Es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la primera enfermera de la historia en misión internacional.