fbpx

Los transportistas de la huelga responden a la ministra portavoz, adalid de la propaganda gubernamental

El Gobierno trata de presionar a los convocantes movilizando a 23.000 policías, para según dicen "garantizar la seguridad".

Los miembros de la Junta Directiva de la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional se sienten «totalmente despreciados por las palabras de la ministra (portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez)  hacia miles y miles de familias del sector de base».

En un breve comunicado, la Junta Directiva responde de manera contundente a las acusaciones de la maquinaria de propaganda gubernamental, que tacha a los convocantes de pertenecer a la extrema derecha.

Los camioneros insisten: «Se está abocando y criminalizando de manera plenamente injusta, a la parte más importante y esencial de un sector que sin ellos la mercancía quedaría siempre en las almacenes». Y advierten: «El desabastecimiento será inevitable e inmediato, pero nunca se nos podrá culpar de no trabajar por no poder perder más dinero y por no tenerlo».

El encarecimiento del combustible y la ineptitud del Gobierno socialcomunista de poner fin al alza de los precios del gasoil y del resto de carburantes, ha llevado al colectivo a no poder resistir más y a trabajar a pérdidas, debido a la imposibilidad de muchos trabajadores autónomos y pequeños empresarios de renegociar los contratos, para repercutir en ellos de manera automática el precio del combustible.

Ante esta situación, la gran distribución y las grandes patronales del sector del transporte se han lavado las manos, así como los principales sindicatos que trabajan a nómina del Gobiero, UGT y CC.OO., quienes no están dispuestos a secundar paros contra el Gobierno de Pedro Sánchez, a pesar de que la la luz, el gas, la gasolina, la botella de butano, están en máximos históricos.

Otros sindicatos, como Solidaridad, vinculado a VOX, han exigido a Pedro Sánchez que baje el IVA de los carburantes. Santiago Abascal ha ido un paso más allá al exigir al Gobierno en la última sesión de control, celebrada el miércoles de esta semana, la supresión del IVA en todas las formas de energía y a emplear los 20.000 euros anunciados para el Ministerio de Igualdad, en tratar de paliar la situación de miles de familias españolas que no llegan a final de mes. Petición refrendada por la actual poratvoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra.

Los camioneros, que son los principales víctimas de esta situación anuncian que «desde Plataforma seguiremos hasta el final, con nuestros camiones parados y concienciando a los pocos compañeros que todavía no decidieron el apoyo a la lucha por su pan».

Para evitar incidentes el Gobierno ha anunciado que 23.000 agentes de policía velarán para que se respeten los derechos de aquellos trabajadores del transporte de mercancías por carretera que no deseen participar en la huelga del sector. Algunos dudan de que la medida no sea si no un acto de presión gubernamental para evitar que la situación se vuelva contra ellos al contar el paro con un amplio respaldo de la ciudadanía.