fbpx

Los telediarios de TVE cambian de imagen para tratar de remediar los pésimos datos de audiencia y credibilidad del ente

Los Informativos de Televisión Española cambian la estética tratando de remediar el desastroso nivel de audiencia.

Los Informativos de Televisión Española cambian tratando de remediar los desastrosos niveles de audiencia y credibilidad. Las novedades llegan al decorado, que se ampliará y se convertirá en una ventana al mundo exterior, la cabecera, la sintonía y toda la línea gráfica y rotulación, con las nuevas tecnologías como protagonistas. Una renovación tecnológica que también cambiará la narrativa de los contenidos, según afirman fuentes de RTVE.

Jaime Garrido, director de Imagen de TVE, destaca que este cambio de imagen obedece a la necesidad de “responder a las demandas de los espectadores del siglo XXI. “Incorporamos la realidad aumentada, el diseño 3D, una narrativa moderna, un grafismo adecuado, una escenografía limpia y actual, una luz actual y un espacio de trabajo de I+D+I, a los contenidos informativos”, destaca. Garrido resalta que los contenidos informativos “son la base de una televisión pública y como tales deben tener la relevancia necesaria”. 

En realidad, los cambios se deben al escaso interés que suscitan estos telediarios, que se han convertido en un aparato propagandísitico del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez. A penas existen en la cadena voces críticas con el Gobierno y por supuesto con la gestión de la pandemia y los cerca de 80.000 muertos que ha dejado ya en nuestro país. La gente vota con los pies y decide alejarse de este tipo de contenidos.

El nuevo decorado de los Telediarios será un espacio diáfano. “Hemos diseñado una caja vacía donde encontramos una mesa limpia, sencilla, ligera y elegante que preside en solitario. El resto es un espacio para que el comunicador pueda moverse en libertad con el apoyo de la información gráfica proyectada en las pantallas”, explica Cesc Calafell, jefe de la Unidad de Escenografía.

El nuevo espacio nace del concepto diseñado para el especial de la noche electoral de las últimas elecciones generales. “Este nuevo espacio del TD persigue profundizar en esta idea y busca ofrecer un universo envolvente y minimalista donde se pueda contar las noticias a través de un discurso grafico de gran impacto visual” con la ayuda y aplicación de las nuevas tecnologías (Realidad Aumentada, Virtual Windows y pantallas de led de alta resolución).

El realizador Fernando Navarrete explica que este gran cambio obedece a un intento de hacer crecer el espacio del Telediario. “No quedarnos encajados tras una mesa, sino ampliar las opciones para salir de la misma y encontrar mejores vías de explicar contenidos en pantalla, ya sea con los periodistas de RTVE o con invitados”, señala.

También destaca el uso de tecnologías que permiten ampliar el estudio. “Con el uso de Virtual Window, nuestra pantalla principal pasará a ser un escaparate de otros espacios reales o virtuales. Una ventana al mundo exterior”, añade. “Es una vieja idea que tenemos muchas ganas de poner en práctica, con la que llevaremos a unir el set del Telediario con otros escenarios reales o no, actuales o incluso del pasado”, subraya el realizador de TVE.

Víctor Sánchez, director de Operaciones de TVE, área muy implicada en estos cambios tecnológicos, resalta la actualización tecnológica y operativa hecha para la consecución de estos objetivos, “que a grandes rasgos han consistido en la puesta en marcha de la gran pantalla de LEDs con un área de 87,5 metros cuadrados, de los sistemas de gestión y generación de contenidos gráficos, de la realidad aumentada y del sistema para creación de virtual window. También se ha acometido la adecuación del control de realización y el plató, donde se han implementado las nuevas robóticas de cámara, la grúa-cabeza telescópica, la iluminación LED y un novedoso sistema de autocue IP con reconocimiento de voz”.

La cabecera y la sintonía de los informativos se adaptan también desde el lunes y cambia el modelo de rotulación, que será más actual y dedicado a informar al espectador. Cambiará también el diseño, con nuevos colores y pastillas, su estructura y su función.

Lo que esperamos muchos no son simples cambios estéticos, sino que los informativos sean verdaderamente plurales y sus profesionales sean respetados e independientes a los poderes políticos que les nombraron. En definitiva, más de lo mismo.