fbpx

Los nuevos modelos de oficina que deja el coronavirus

La pandemia ha impactado en todos y a todos los niveles. Confinamiento, restricciones, horarios y aforos reducidos…

La pandemia ha impactado en todos y a todos los niveles. Confinamiento, restricciones, horarios y aforos reducidos… De un año a esta parte todo ha cambiado.

En lo laboral ha convertido casas en oficinas, hasta el punto que el 34% de los empleados siguen realizando tareas en remoto. Lo que supone un aumento de siete veces con respecto a 2029, según IMF Business School. Todo apunta a que este 2021 va a continuar teniendo muchas de las medidas iniciadas el pasado año. Pero esto puede tener su parte positiva, tal y como señala Teresa Vila, la directora académica de Programas de Recursos Humanos de IMF Institución Académica. “Ahora tenemos oportunidad de definir la manera en la que trabajamos y de reescribir las normas. Por tanto, las empresas que intenten volver a los hábitos de antes del Covid-19 probablemente experimentarán complicaciones y perderán talento», explica Vila.

Ventajas de las nuevas formas de trabajo

El teletrabajo ha seguido en las empresas porque, según los expertos, el mayor riesgo de contagio del coronavirus se produce en lugares cerrados. Por tanto, toda actividad que permita el trabajo a distancia se ha mantenido durante todo el año. Actualmente muchas empresas tienen turnos para acudir físicamente a la oficina y trabajar desde casa.

Y estos nuevos modelos tienen una serie de ventajas. Para empezar, se consigue un mejor equilibrio entre la vida personal y la profesional. El horario es más flexible y se aprovecha más el tiempo. Además, al eliminar el traslado, se ahorra ese tiempo y se reduce el estrés en desplazamientos. También disminuyen los riesgos laborales, por lo que mejora la seguridad de los trabajadores, además de poder trabajar sin mascarilla, al estar en el domicilio propio.

Novedades en las oficinas

Pero también el coronavirus ha traído consigo nuevas normas y aspectos a considerar y poner en marcha. La limpieza y la ventilación son ahora unas máximas a cumplir a rajatabla en los espacios de trabajo. La forma de saludar y de interactuar con compañeros es mucho más distante, con el fin de guardar espacio entre todos.

Las herramientas online para compartir documentos, poder hacer vídeollamadas y reuniones, formación a distancia, gestiones administrativas, etc. ha pasado a ser fundamentales en el día a día en una oficina.