fbpx

Los fabricantes de mascarillas españoles piden la implicación del Gobierno con el sector

Aseguran que es "esencial conservar un sector tan estratégico como lo es la producción nacional de material sanitario".

La Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPIS (OESP) ha publicado recientemente un comunicado en el que pide al Gobierno “conservar un sector tan estratégico como lo es la producción nacional de material sanitario que cumple todas las garantías de protección y seguridad”, en línea con PNL aprobada recientemente por el Congreso de los Diputados en apoyo del sector.

La OESP manifiesta que “en relación con la aprobación por la mayoría de los grupos parlamentarios en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso de los Diputados de la Proposición no de Ley sobre la creación de un Programa de apoyo a la fabricación nacional de material sanitario y de una Reserva Estratégica, desde la Asociación española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPis, OESP se desea manifestar lo siguiente: estamos completamente a favor de esta iniciativa, que tiene como objetivo reforzar el suministro de material sanitario y establecer un plan de actuación en el sector empresarial ante posibles futuras pandemias y situaciones de desabastecimiento, así como para evitar depender de importaciones de mercados internacionales”.

Y siguen explicando que “desde OESP consideramos esencial conservar un sector tan estratégico como lo es la producción nacional de material sanitario que cumple todas las garantías de protección y seguridad. Por ello, 18 fabricantes de material sanitario nacional se han unido a la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y Epis (OEsp) para defender esta industria”, aseguran.

Actualmente, las empresas pertenecientes a la asociación generan más de 700 empleos y tienen una capacidad de producción de 160 millones de mascarillas al mes. “Apoyamos las medidas enfocadas a proteger el producto de origen nacional para no depender de países exteriores en caso de un nuevo problema de abastecimiento o, incluso, de otra pandemia”.

“Además, al trabajar con materiales de proximidad se reduce la huella de carbono producida por otros fabricantes procedentes de otros países. No podemos permitir que la población en general y los sanitarios españoles en particular se vuelvan a quedar indefensos ante situaciones como la que vivimos el año pasado”, concluyen.