fbpx

Lo último en eventos digitales

El entorno virtual ha sido la herramienta perfecta para mantener conectados a los empleados que trabajan a distancia.

Según un estudio de Linkedin, España es el país europeo que en el último año más se ha integrado en los eventos virtuales y los datos afirman que la probabilidad de que lo siga haciendo es de un 84%.

Los eventos virtuales se han convertido en un recurso inestimable durante la crisis provocada por el Covid-19, es por esto que se prevé poder potenciarlos a largo plazo. 

La pandemia ha abierto las puertas a un mundo virtual en el que la sociedad puede relacionarse sin necesidad de mantener un contacto físico. El 47% de los organizadores españoles de eventos virtuales los consideran como una experiencia de aprendizaje, lo que les hace pensar que es posible que estos encuentros tengan continuidad en el tiempo.

En este periodo en el que el teletrabajo ha sido el método más extendido entre los empleados de cualquier sector, los eventos virtuales han supuesto una ventana hacia la empresa. Los seminarios virtuales han cumplido una función didáctica y eficiente por lo que es previsible que lo sigan haciendo mientras que el trabajo a distancia se mantenga como una opción para las compañías.

Los seminarios digitales ofrecen a la empresa datos de calidad sobre sus trabajadores, los mantiene conectados, permiten la relación entre ellos y consienten que empresas la aplicación de mejoras. 

Para el 30% de las empresas españolas lo más importante cuando se está desarrollando un evento virtual es que los asistentes puedan estar conectados durante todo el  encuentro.

La creación de seminarios, cursos, juegos, talleres, encuentros y experiencias virtuales, perfeccionará los encuentros, mejorará las actitudes de determinados empleados, y creará relaciones entre trabajadores que serán beneficiosas tanto para motivar a los empleados como para mejorar la atención a la empresa.

Según el informe de Linkedin, uno de cada cinco encuestados españoles aumentó el volumen de sus ventas, creó beneficios y nuevos clientes, consolidó y fidelizó algunas relaciones con sus consumidores y todo ello tras la organización de un evento virtual, lo que supone casi el doble de la media mundial.