fbpx

Las Pymes en 2021: transformar incertidumbre en oportunidad

Las crisis son oportunidades y las Pymes son las que mejor se adaptan a las nuevas formas de trabajo o de rutinas.

No es la primera vez en los últimos años que, por desgracia, las pequeñas y medianas empresas empiezan un año con un sentimiento de incertidumbre. La crisis financiera de 2008, la pandemia, el Brexit, etc. Sin embargo, las crisis son oportunidades y las Pymes son las que mejor se adaptan a las nuevas formas de trabajo o de rutinas.

Las pequeñas y medianas empresas cuentan con estructuras más flexibles, por lo que pueden adaptarse de manera más sencilla y rápida ante este tipo de situaciones. Los expertos aseguran que es fundamental que las pymes sepan convivir con la incertidumbre que depara este año para poder aprovechar las oportunidades que se puedan presentar.

Oportunidades para hacer frente a la incertidumbre

Las pequeñas y medianas empresas deben analizar el impacto que la pandemia ha tenido en ellas para poder ser capaces de establecer nuevas estrategias que les permita adaptarse y, sobre todo, buscar esas oportunidades nuevas que se presenten.

Toda crisis trae consigo nuevas ocasiones. De hecho, no todos los sectores se han visto afectados por la pandemia. Que se lo digan a las empresas fabricantes de mascarillas, o de geles hidroalcohólicos, o de lejía, por citar algunas.

Es por ello que las Pymes pueden poner un punto y seguido en este 2021 e identificar las oportunidades considerando los siguientes aspectos.

Buena gestión comercial. Básico tras la crisis tener una buena estrategia de ventas. Stock, publicidad, canales de venta, etc. Poder ofrecer al consumidor lo que pide y a través de dónde lo pida.

Planificación. El poder de adelantarse a las posibles situaciones ayuda a saber adaptarse mejor y poder reaccionar a tiempo. Por ello, realizar análisis periódicos de la situación financiera de la empresa, situación del mercado y la competencia, economía del país o países donde se opera, estudios del producto o servicio, etc. son muy útiles.

Inversión en tecnología. Este año más que nunca se ha puesto de manifiesto la importancia de contar con herramientas tecnológicas que ayuden a trabajar en remoto, satisfacer peticiones de clientes, poder vender a través de más canales, mayor comunicación con clientes potenciales, etc. por ello, la tecnología es básica para todo tipo de empresa.