fbpx

La pandemia no logra el empujón que necesitaba el sector de los vehículos de ocasión

El sector de los vehículos de segunda mano vio caer sus cifras un 12,8% sólo el año pasado.

Las compraventas de vehículos de segunda mano ascendieron el pasado año a 1.963.053 unidades, lo que supone que por cada coche nuevo se comercializaron 2,3 usados, pero la cifra absoluta cae aún así un 12,8% interanual.

Solo los modelos de entre tres y cinco años, destinados en su mayoría a las flotas de renting, lograron elevar sus ventas (+4,5%), convirtiéndose en la opción “de los compradores que, en tiempos de incertidumbre económica, decidieron no invertir en un modelo nuevo”, según la información facilitada por Ideauto para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

Todos los demás modelos disminuyeron sus ventas. Los que menor caída registraron fueron los de más de 15 años, que coparon el 34,3% de las ventas, pero contabilizaron un descenso interanual del 4,4%, tras “alzarse como la solución de movilidad por excelencia ante el miedo al contagio en el transporte público”, según Ganvam.

Le siguieron los vehículos de entre uno y tres años, que acaban el ejercicio con un descenso del 5,6%, mientras que los modelos de entre cinco y ocho años cayeron un 7,6%. Las ventas de modelos de menos de un año o seminuevos retrocedió un 25,7% porque el propio descenso del turismo provocó que las empresas de rent a car no renovaran la flota. Los coches usados de entre 10 y 15 años vieron descender a su vez un 24,4% las ventas y en aquellos otros con entre ocho y diez años se desplomaron un 27,6%.

Por tipo de combustible, los datos de Ganvam muestran que los usados de diésel siguen representando más de seis de cada diez operaciones, aunque sus ventas disminuyeron un 16,1%; mientras que en los de gasolina se redujeron un 9,8%, y coparon el 38,1% del mercado.

Los eléctricos apenas suponen todavía 0,2% del mercado, pero ya van teniendo un hueco en las operaciones de segunda mano gracias a la renovación de las flotas de carsharing. En concreto, se registraron 4.527 operaciones con vehículos de ocasión, lo que supone un aumento del 52,8%.

Por regiones, la mayor disminución en las ventas de coches usados la registró Baleares (-25%), seguida por la Comunidad Valenciana (-14,7%), La Rioja (-14,5%), Andalucía (-14,1%), Castilla y León (-14,1%), Canarias (-13,7%), País Vasco (-13,4%), Murcia (-12,8%), Cantabria (-12,6%), Extremadura (-12,5%) y Aragón (-12,4%).

Los menores descensos los encajaron a su vez Asturias (-10,5%), seguida de Navarra, Cataluña y la Comunidad de Madrid, que cerraron el año con una caída del 10,4% cada una.