fbpx

La OMS denuncia la presión publicitaria excesiva de la industria sobre las madres lactantes

La OMS ha solicitado a la industria de alimentos para bebés que ponga fin a la comercialización abusiva de preparados para lactantes.

Un nuevo informe saca los colores a la industria de las leches maternas artificiales. Esta vez lo denuncia la OMS. Se trata de un trabajo titulado Scope and impact of digital marketing strategies for promoting breast-milk substitutes (Alcance e impacto de las estrategias de la comercialización digital para la promoción de los sucedáneos de la leche materna) que describe las técnicas de comercialización digital que han sido diseñadas para influir en las decisiones que toman las nuevas familias sobre cómo alimentar a sus bebés.

Y es que la industria trata de que las madres no alimenten con leche materna a sus bebés, o que lo hagan de forma complementaria con sus preparados artificiales, con diferentes excusas. Desde el puto de vista de la salud, la OMS insiste en que la leche materna es suficiente para alimentar a los bebés y que no debe ser sustituida por estos preparados, de manera generalizada, es decir, que existen excepciones médicas previstas para casos concretos siempre bajo supervisión médica.

De hecho, el doctor Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición e Inocuidad de los Alimentos de la OMS, afirma que «la promoción de los preparados para lactantes comerciales debería haber terminado hace décadas». Y señaló también que «es un hecho inexcusable, al que se debe poner fin, que las empresas de preparados para lactantes estén ahora utilizando técnicas de comercialización aún más poderosas e insidiosas para incrementar sus ventas».

Al parecer, la OMS estaría a favor de una mayor regulación publicitaria de este tipo de productos, llevada a cabo por los ministerios competentes de los diferentes países.

El informe reúne datos obtenidos mediante investigaciones basadas en la escucha de las redes sociales para analizar las publicaciones en línea, además de otros datos procedentes de informes específicos de países  referentes a investigaciones que monitorizaron las promociones de sucedáneos de la leche materna.

Asimismo, el informe aprovecha un reciente estudio multipaís acerca de las experiencias de las madres y los profesionales de la salud sobre la comercialización de los preparados para lactantes. Los estudios muestran cómo la comercialización engañosa refuerza los mitos sobre la lactancia y la leche maternas,  y menoscaba la confianza de las mujeres en su capacidad para amamantar a sus hijos de manera satisfactoria.

La OMS ha solicitado a la industria de alimentos para bebés que ponga fin a la comercialización abusiva de preparados para lactantes, y ha pedido también a los gobiernos que protejan a las nuevas generaciones de niños y a sus familias mediante la promulgación, el seguimiento y la aplicación de leyes que acaben con toda forma de publicidad o promoción de preparados para lactantes.