fbpx

La nueva Ley del Teletrabajo inquieta a las empresas

La nueva normativa, que regula las obligaciones y los derechos de empresas y trabajadores, genera una elevada incertidumbre e inquietud en el empresariado.

El pasado 22 de septiembre de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto Ley 28/2020 de la nueva Ley del teletrabajo. Esta normativa se ocupa de regular las obligaciones y los derechos, tanto de empleados como de empresas en base al trabajo a distancia. Sin embargo, muchos expertos y empresarios muestran su incertidumbre e inquietud ante esta ley.

En la primera jornada del Congreso Laboral, organizado por Lefebvre, los expertos participantes coinciden en la gran importancia del laboralismo ya que es parte fundamental de la crisis por el Covid-19. El evento tuvo participantes expertos en Derecho laboral, Empleo, Trabajo y Seguridad Social, que garantizan “el análisis riguroso de la aplicación normativa laboral durante el Covid-19”. 

Un aspecto que recalcó Juan Pujol, presidente de Lefebvre, quien aseguró que  “los cambios normativos en el mundo de las empresas provocados por la pandemia y la relevancia actual de los ERTE merecen el estudio en profundidad que distingue este Congreso Laboral”.

Las carencias de la ley que encuentran los expertos

Por su parte, Antonio Sempere, magistrado del Tribunal Supremo y catedrático de universidad, afirmaba que la normativa laboral que ha surgido tiene como finalidad afrontar  esta nueva situación a causa del coronavirus, pero considera que “será modificada muy rápidamente como el trabajo a distancia o los ERTE”.

Era necesario crear una legislación para regular esta nueva modalidad de trabajo creada ara que no se destruya empleo, pero los expertos creen que se tienen que cerrar muchos flecos que han quedado en el aire.

En otra de las intervenciones, Martín Godino, socio director de Sagardoy Abogados,  insistió en que nada del régimen jurídico laboral aprobado por el Gobierno durante la pandemia “es aplicable, salvo al acuerdo llegado por ambas partes, empresa y trabajador”.  Por lo que es una normativa a medias, en las que sigue haciendo falta este diálogo y buena fe entre ambas para ambas partes. Para Godino, no hay una solución clara a “la propia limitación del ámbito laboral sobre el 30% de la jornada regular para que sea teletrabajo”.

El Congreso contó con la participación de representantes de empresas tan relevantes como Deloitte Legal, KPMG, PwC, Baker McKenzie, GA_P, Sagardoy Abogados, Sánchez-Cervera Asociados,  Mutualidad de la Abogacía, AENOR, SAGE y García-Carrión, entre otros. Estos expertos coincidían en la necesidad de una ley del teletrabajo más sólida, más completa y con unos principios mejor definidos para ambas partes.