fbpx

La Gran Renuncia no es ciencia ficción, aunque su impacto en España es aún reducido

Para evitar la renuncia masiva, las empresas deben centrarse en mejorar la satisfacción laboral de sus empleados.

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales de EE.UU., la cifra de personas que renunció a su puesto de trabajo en noviembre alcanzó los 4,6 millones.

La Gran Renuncia, ambientada en EE.UU. en tiempos del Covid-19, es la historia de millones de trabajadores que dejan su puesto voluntariamente. Pero, esto no es una película. Se trata de una situación real que está afectando a todos los sectores a nivel global.

Cambiar de trabajo es algo normal y existen muchos motivos para ello, pero cuando se trata de un fenómeno masivo tiene un mayor trasfondo. ¿Qué pueden hacer las empresas al respecto? Apostar por el talento y buscar a las personas más adecuadas para el puesto de trabajo. Y, aquí, entra en juego LaborFox, la primera plataforma digital que valida el talento de las personas.

En palabras de Luis Guerrero, cofundador de LaborFox, para evitar la renuncia masiva, las empresas deben centrarse en mejorar la satisfacción laboral de sus empleados. “El salario económico explica menos del 10% de la satisfacción laboral, por eso, cada vez se le da más importancia a aspectos tales como el salario emocional o la satisfacción personal con las tareas realizadas, y es fundamental cuidarlas si queremos reducir la rotación voluntaria de nuestra plantilla”.

La paradoja del mundo laboral

Mientras millones de personas se aferran a sus puestos de trabajo para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia, la cifra de renuncias desde primavera, en EEUU, alcanza los 20 millones.

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales, actualmente, en EEUU, hay 10,6 millones de puestos sin cubrir. Y la cifra de renuncias sigue creciendo. Según Eurostat, el 3,5% de la población activa de EEUU abandona su puesto de trabajo al mes y, en noviembre, la cifra de renuncias rozó los 5 millones. Esta paradoja laboral empieza a tener repercusiones serias en la economía y, aunque se observa una asimetría, está afectando a todos los sectores.

España es el país europeo con mayor tasa de desempleo en Europa (14,5%) y, de momento, no está sufriendo las consecuencias de esta renuncia masiva. Sin embargo, algunos sectores están teniendo problemas para cubrir muchas vacantes, como la hostelería y la restauración, la agricultura, el ocio o el cuidado de mayores.

En manos de las empresas

Este fenómeno no ha impactado con fuerza en España, todavía. Sin embargo, las empresas pueden adelantarse y apostar por su mayor ventaja competitiva: el capital humano y su talento. Y, para ello, pueden utilizar la plataforma LaborFox.

Teniendo en cuenta que la renuncia es voluntaria, ¿qué papel juega el talento? “Cuando logramos encajar el talento de un empleado con las tareas de su puesto, logramos mejorar su satisfacción personal con el trabajo que realiza”, explica Luis Guerrero.

“Lo importante no es tener personas que tengan ‘mucho talento’, sino tener personas con ‘el talento que el puesto necesita’. Al mejorar la satisfacción de la persona con su trabajo logramos mejorar su motivación, lo que inexorablemente lleva a una mayor productividad laboral. Logramos así reducir la rotación laboral aumentando la productividad”, añade Guerrero.

LaborFox propone dar la vuelta a los procesos de selección de las empresas de manera integral. Y es que uno de los factores clave para evitar la renuncia masiva reside en captar talento y encontrar a la persona adecuada para el puesto.

A través de sus pruebas de razonamiento y personalidad profesional, las empresas pueden conocer las ‘soft skills’ (Prueba de Personalidad Profesional) y las ‘hard skills’ (Prueba de LBFOX Global) de sus candidatos. Un reflejo de su talento, más allá de su experiencia laboral.

Conociendo el talento de una persona, la empresa puede actuar para mejorar su ajuste con el puesto de trabajo, apostando por su satisfacción. “Los tests de LaborFox están pensados para aportar a los departamentos de recursos humanos la mayor información posible con la que poder tomar decisiones que mejoren la satisfacción laboral de sus personas”, mantiene Guerrero.

Estas pruebas son un gran predictor del desempeño futuro de los trabajadores, pero, además, el mero hecho de hacerlas es un filtro para conocer la motivación que se tiene para conseguir el puesto.

LaborFox es un marketplace donde empresas y candidatos se unen sin intermediarios. A través de su buscador, las compañías encuentran a los candidatos más compatibles y pueden invitarles a participar en sus procesos de selección. Es una herramienta de filtrado que permite acercarse al talento de forma eficiente, ahorrando recursos.

Ante un fenómeno como la Gran Renuncia, que pone en jaque al mundo laboral, la necesidad de cambiar el modelo de selección es más evidente que nunca. No solo por la necesidad de cubrir puestos a gran escala, lo que supone cientos de currículos, también por valorar el talento más allá de la experiencia.