fbpx

La enseñanza concertada se manifiesta en Madrid contra la Ley Celaá

El sector educativo está en pie de guerra contra el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y no es para menos. La aprobación express de la última ley de educación en España, inspirada por el ideario comunista, se ha impuesto en el Congreso de los Diputados.

El sector educativo está en pie de guerra contra el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y no es para menos. La aprobación express de la última ley de educación en España, inspirada por el ideario comunista, se ha impuesto en el Congreso de los Diputados. Por esta razón, miles de personas se manifestaron ayer en Madrid.

La manifestación contra la Ley Celaá, convocada por la plataforma Más Plurales, que aglutina a más de 20 organizaciones vinculadas con la educación concertada, resultó todo un éxito. Las calles de Madrid fueron testigos. El recorte de derechos de las familias ha unido como nunca al conjunto de la educación concertada en nuestro país.

“¡Sí a la libertad de enseñanza! ¡Sí a la pluralidad social en nuestro sistema educativo! ¡Sí a la convivencia de las redes educativas sin exclusiones ni expulsiones! ¡Sí a la posibilidad de educar en libertad, pensar en libertad y creer en libertad!”, fueron los gritos más escuchados en la manifestación.

Solo en la capital se sumaron a la protesta «más de 15.000 vehículos», según los propios convocantes, una cifra que, como es habitual, fue drásticamente recortada por la Delegación del Gobierno en Madrid, quien afirmó que tan sólo 5.000 coches acudieron a ella. Ante lo que cabe preguntarse si en todo el eje Castellana, entre Atocha y Plaza de Castilla, en mabos sentidos, caben tan sólo 5.000 vehículos.

Los encargados de dar lectura al texto fueron el presidente de la confederación de asociaciones de padres católicos (Concapa), Pedro José Caballero, la presidenta de la Confederación de Asociaciones de Padres (Cofapa), Begoña Ladrón de Guevara, y el secretario general de la Federación de Enseñanza de USO, Antonio Amate.

El naranja ha sido el color elegido para esta ‘marea’ que ya ha protestado ante el Congreso de los Diputados y en los centros concertados, para pedir que la LOMLOE no elimine el castellano como lengua vehicular en la educación, no se ahogue a la red concertada, no se cierren los centros de educación especial ni se devalúe la asignatura de Religión, entre otras cuestiones.

Ante estos graves atropellos y recortes de derechos, que los expertos tendrán que evaluar si ronzan lo inconstitucional, no se ha oído a un solo obispo decir nada sobre el asunto. En Añastro mantienen un total hermetismo frente a esta cuestión.

En la calle, sin embargo, religiosos, familias al completo, ciudadanos en bicicleta o patinete se sumaron a la iniciativa, que trascurrió en ambiente festivo y entre gritos de “¡Libertad!”.

Además, también se vio por las calles dela capital de España a varios políticos del Partido Popular, VOX y Ciudadanos.