fbpx

La contratación de los ‘riders’ podría hacer perder su trabajo a 23.000 de ellos

La patronal que agrupa a las plataformas digitales dedicadas al reparto de comida, Adigital, advierte de lo que se nos viene encima.

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), que integra a las plataformas de reparto de comida Deliveroo, Glovo, Stuart y Uber Eats, ha realizado un análisis de impacto socioeconómico de una “potencial laboralización” de los trabajadores autónomos ‘riders’ en España.

Para ello, Adigital se ha basado en el caso de Ginebra, que desde el pasado 1 de septiembre no permite a los autónomos operar a través de plataformas de reparto de comida a domicilio y los trabajadores son contratados por flotas de transporte.

En dicho informe concluye que, de los 30.000 repartidores que actualmente operan a través de dichas plataformas de ‘delivery’ en España, el 76%, unos 23.000, perderán su fuente de ingresos “a causa de la desaparición del servicio en ciudades de menos de 100.000 habitantes y la reducción de horarios en el resto de ciudades”.

O dicho de otra forma, el modelo de negocio de estas plataformas no es sostenible con las condiciones de contratación del mercado laboral español. Es decir, en cuanto se las obliga a cumplir la ley el modelo de negocio se demuestra fallido, pues se basa en la precarización laboral.

El estudio, que está pagado por estas mismas empresas (quienes aportan grandes cantidades de dinero en forma de cuotas a Adigital) se defienden así de los diferentes reveses en los tribunales de justicia, tratando de este modo de ganar a la opinión pública española.

Y es que la justicia ha dejado muy claro que estos trabajadores o «riders» son verdaderos trabajadores de estas plataformas, y por tanto, están obligados a estar dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social y merecen ser tratados como cualquier otro trabajador en estas condiciones.