fbpx

La banca ética europea se reúne en Barcelona para reflexionar sobre los retos de futuro y reivindicar su papel de apoyo en la economía social

Los bancos éticos y sostenibles han rendido el doble que el sistema bancario europeo.

La banca ética europea se reunirá en Barcelona el próximo 23 de mayo para reflexionar sobre cómo afrontar los retos de futuro del sector y seguir apoyando proyectos transformadores ante el cambiante contexto económico actual.

El sector, representado por la Federación Europea de Bancos y Financieros Éticos y Alternativos (FEBEA), que agrupa a una treintena de instituciones financieras de 17 países europeos, se encontrará en su conferencia anual que pondrá el acento en el papel de apoyo a la economía social europea. El encuentro se llevará a cabo bajo la organización de la Fundación Finanzas Éticas y Fiare Banca Ética.

El acto, que será inaugurado por el presidente del FEBEA, Pedro M. Sasia; la presidenta del Grupo Banca Ética Anna Fasano; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Todos reflexionarán sobre los desafíos a los que se enfrentan los actores de las finanzas éticas ante el cambiante contexto social y político y su papel de apoyo a la economía social europea.

Con el nombre de «Más allá del crédito: El trabajo de las finanzas éticas con la Economía Social para un crecimiento inclusivo y medioambientalmente sostenible», reunirá en las instalaciones de Barcelona Activa unos 200 profesionales del sector de países como Francia, Bélgica Suiza, Irlanda, Reino Unido, Grecia, Noruega, etc.

La conferencia incluye varias mesas redondas en las que se hablará, entre otros, del apoyo de las políticas públicas a la economía social y las finanzas éticas y de herramientas de financiación innovadoras o buenas prácticas en herramientas no financieras que van más allá del crédito.

Intervendrán la directora general del Trabajo Autónomo, la Economía Social y la Responsabilidad Social de las Empresas, Maravillas Espín; la directora de Trabajo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea Ruth Paternan a través de videoconferencia; el presidente de la Fundación Finanzas Éticas, Carlos Askunce; el presidente de la Confederación Española Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) Juan Antonio Pedreño; y el secretario general de FEBEA Daniel Sorrosal, entre otros.

Las finanzas éticas crecen

Las últimas cifras recogidas por varios estudios ponen de manifiesto el crecimiento de las finanzas éticas en los últimos años. Las entidades del sector han concedido “más crédito que nunca para apoyar las iniciativas transformadores en un momento de dificultad económica», como constata el último Barómetro de las Finanzas Éticas que evalúa su evolución en España.

El informe cifra en 2.450 millones de euros el ahorro ético; 1.720 millones de euros los préstamos concedidos para proyectos transformadores; y cerca de 190.000 personas el nombre de usuarios de finanzas éticas. Unos datos que corrobora el Cuarto Informe “Las finanzas éticas y sostenibles en Europa”, publicado por Fundación Finanzas Éticas y Fondazione Finanza Etica, y que afirma que «proporcionalmente, estas entidades financieras conceden más créditos y ofrecen más cuentas corrientes y depósitos que la banca convencional».

El estudio subraya que en los últimos 10 años «los bancos éticos y sostenibles han rendido el doble que el sistema bancario europeo, con una rentabilidad media anual del 5,31% frente al 2,37%», un fenómeno que también se ha dado en “los activos, depósitos, préstamos y el patrimonio neto de los bancos éticos que han crecido un porcentaje cercano al 10% anual frente al +0,41% anual del resto de bancos europeos”.

El informe diferencia entre “dos modelos bancarios profundamente diferentes: los éticos desempeñan la función de intermediación esperada por un banco, reuniendo depósitos y concediendo préstamos, mientras que las demás entidades financieras se dedican mucho más a otras actividades (inversiones en valores, servicios financieros, etc.).