fbpx

La Agencia Europea del Medicamento mintió: reconoce ya la existencia de una relación de los trombos con la vacuna de Astrazeneca

Los burócratas de Bruselas no pueden ocultar por más tiempo la verdad que se filtra a un medio italiano.

Un responsable de la Agencia Europea del Medicamento ha confirmado la exitencia de una relación causa-efecto entre los trombos y la vacuna de Astrazeneca. Según ha señalado Marco Cavaleri, el jefe de estrategia de vacunas de la Agencia Europea del Medicamento “ahora podemos decirlo, está claro que hay un vínculo con la vacuna”. Sin embargo, este responsable afirma que no se conoce “qué provoca esta reacción. Aún no lo sabemos. En las próximas horas diremos que existe un vínculo, pero aún tenemos que entender cómo sucede”.

Estas declaraciones, recogidas por el diario italiano Il Messaggero, contradicen abiertamente las afirmaciones de estos funcionarios públicos que aseguraron que la vacuna era segura. Y, por supuesto, contradicen las afirmaciones constantes de la farmacéutica británica, tras la muerte de varias personas en Dinamarca, España y Reino Unido. De hecho, Países Bajos ya anunció su intención de no seguir vacunando con este cóctel directamente relacionado con la trombosis.

“La pregunta crucial sigue siendo si se trata de quejas posteriores o anteriores a la vacunación (…). Debemos pecar de cautelosos. Es prudente darle al botón de pausa por precaución”, dijo el ministro holandés de Sanidad, Hugo de Jonge, que señaló que “no puede haber dudas sobre la seguridad” de las vacunas.

España, harina de otro costal

En España, el Minsiterio de Sanidad, que dirige actualmente Carolina Darias, también se apresuró a afirmar que la vacuna de Astrazeneca era segura y que continuaría recomendando su inoculación en la población. es más, están a punto de autorizar su uso en mayores de 60 años, cosa que casi nuingún país europeo está permitiendo.

De hecho, la muerte de una profesora en Málaga el pasado mes de abril, abrió el debate en los medios de comunicación sobre la seguridad de esta vacuna. Los informes preeliminares de su autopsia, facilitados por la Junta de Andalucía, aseguraron que su muerte nada tenía que ver con la administración del cóctel para hacer frente al Covid-19.

Esta semana los expertos de la Agencia Europea del Medicamento se reuinirán para hacer públicas las concluiones de sus informes, que no han podido ocular más a la opnión pública internacional. La vacuna de Astrazeneca para luchar contra la pandemia del SARSCov2 es un completo fracaso.

De hecho, según ha trascendido, el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC), encargado de monitorear y evaluar la seguridad de los medicamentos de uso humano autorizados por la EMA, tiene programadas reuniones desde este martes hasta el próximo viernes, por lo que se espera que informe de su evaluación actualizada sobre la seguridad de AstraZeneca en alguno de esos días.

El tremendo negocio que está suponiendo para este y otros laboratorios el desarrollo de la vacuna es enorme. Sin embargo, no se están cumpliendo los plazos de entrega previamente pactado con las autoridades de la Unión Europa, lo que ha provocado una enorme tensión entre los directivos de las farmacéuticas y los burócratas de Bruselas en las últimas semanas.

España es buen ejemplo de la lentitud en recibir las dosis de vacunas, por no comentar la ineptitud de las consejerías de Sanidad de la mayor parte de las comunidades autónomas, quienes están actuando con absoluta falta de profesionalidad al no poner en marcha vacunaciones masivas de la población. Hasta la fecha únicamente se ha vacunado al 12,45% de la población, y sólo 2,83 millones de españoles han recibido las dos dosis de alguna de las vacunas. Y el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez nada sabe al respecto y no se pronuncia sobre este desbarajuste en la gestión que sigue provocando miles de muertos a la semana sólo en nuestro país.