fbpx

«Israel destaca por su claro liderazgo en innovación»

Los expertos del fondo Cardumen Capital centran en compañías tecnológicas israelíes su foco de inversión.

¿Cuándo se crea Cardumen Capital y qué objetivos persigue este fondo de inversión hispano-israelí?
Cardumen Capital surgió en 2018 con el objetivo de ofrecer a inversores europeos la entrada en el mercado de alta tecnología israelí. El equipo fundador de la compañía lanzó Samsung Ventures Israel e identificó excelentes oportunidades de inversión en un ecosistema de difícil acceso. Nuestro equipo cuenta con una amplia experiencia invirtiendo en Israel, habiendo sido responsables de la apertura y liderazgo de las oficinas de Samsung Ventures y Accenture en el país. Gracias a nuestra experiencia y profundo conocimiento del mercado, ofrecemos un acceso único y privilegiado a uno de los ecosistemas más importantes de alta tecnología. Este país destaca por su claro liderazgo en innovación, siendo la nación que dedica mayores recursos de I+D+i como porcentaje del PIB con un 4,9%. Lideramos rondas de inversión y coinvertimos con líderes a nivel mundial en empresas que desarrollan tecnología puntera. Por ejemplo, estamos coinvirtiendo con Zoom, Lenovo, Qualcomm, Verizon Ventures, Dell y Lightspeed Venture Partners. Un aspecto que nos diferencia es que vamos más allá de ser inversores financieros, prestando servicios de alto valor añadido a las compañías en las que invertimos. La ambición de Cardumen Capital es convertirnos en el mejor compañero de viaje de nuestras participadas, facilitando e impulsando el acceso a nuevos clientes y ayudándoles en su crecimiento. Además, nuestro objetivo es ofrecer una experiencia de calidad al inversor. Concretamente, con nuestros inversores corporativos mantenemos una relación diferencial que les permite acceder a todo el potencial de la tecnología del ecosistema israelí. Les proveemos con oportunidades, conocimiento, mejores prácticas y contactos de gran utilidad para su estrategia de innovación abierta.

¿Por qué invertir en compañías y startups relacionadas con la tecnología? ¿Y cuál es el perfil de ese tipo de empresas en las que invierten actualmente? ¿Con qué retorno de la inversión y en qué plazos se suelen mover?
Invertimos en alta tecnología porque nuestro equipo es experto en la misma. Como gestores de activos, tenemos una responsabilidad fiduciaria con nuestros inversores y para ofrecer los mejores retornos invertimos en aquellas tecnologías que conocemos bien. En este respecto, nuestro equipo cuenta con una extensa experiencia en tecnologías como la Inteligencia Artificial, la ciberseguridad o el Big data. Algunos ejemplos de las empresas en las que invertimos son MultiVu, que ha desarrollado una cámara de autenticación facial muy innovadora gracias al uso de Inteligencia Artificial para la construcción de la imagen; DoControl, que ofrece una plataforma de ciberseguridad avanzada para analizar e identificar las filtraciones de datos que se producen a través de aplicaciones de Software-as-a-Service; o Loops, una plataforma para gestores de productos tecnológicos que utiliza Big data e Inteligencia Artificial para facilitar la toma de decisiones identificando oportunidades y recomendando acciones de mejora. Nuestras inversiones son a largo plazo, nuestro fondo tiene una duración de siete años. Este tiempo es necesario para que las compañías se desarrollen y alcancen la madurez, hasta el punto de que sean suficientemente atractivas como para ser adquiridas por otras corporaciones o para salir a bolsa. Nuestro equipo tiene una experiencia de inversión retornando un múltiplo de 3x sobre el capital aportado en el mismo mercado, con lo que tenemos el objetivo de ofrecer a nuestros inversores retornos similares.

«Proveemos a nuestros clientes de oportunidades, conocimiento, mejores prácticas y contactos de gran utilidad para su estrategia de innovación abierta»

¿Cree que existe el suficiente talento como para que fondos de inversión como Cardumen Capital se fijen en este tipo de emprendedores y proyectos?
Sin duda. Gracias a Internet y a los grandes avances tecnológicos y empresariales de las últimas décadas, hoy en día hay más emprendedores capaces del éxito que nunca. Esto se debe a que muchos de ellos poseen una excelente formación, así como una amplia experiencia emprendiendo y ya poseen una red de contactos y credibilidad que les permite lanzar y escalar negocios de forma mucho más rápida que en décadas anteriores. La experiencia en el ecosistema israelí así lo ha demostrado repetidamente. Por supuesto, cada ecosistema tiene sus propias particularidades. En el caso de Israel, observamos un elevado nivel de talento debido al éxito de compañías tecnológicas que han surgido en este país en los últimos años, y a una formación técnica muy competitiva. Israel cuenta con más de 350 centros de I+D de multinacionales líderes, con una inversión en lo que llevamos de año de 24.500 millones de dólares en venture capital, donde más de 260 empresas han alcanzado un IPO en el NASDAQ.

¿Qué factores son clave a la hora de tomar una decisión de inversión de estas características? ¿El proyecto, el ROI, el equipo, las previsiones de ventas, su escalabilidad; o un mix de todos esos factores y tal vez algunos otros?
Existen numerosos factores que determinan el éxito de una operación y que nosotros analizamos en detalle en cada oportunidad. Los más importantes son: equipo, mercado, producto y tecnología. Por supuesto, además de los anteriores, necesitamos saber que cada inversión que hacemos tiene que ser capaz de retornar todo el fondo, en otras palabras, buscamos oportunidades asimétricas donde el nivel de retorno debe ser verdaderamente elevado en relación con la asignación de capital.

Recientemente, han apostado por Spinach. ¿Podría explicar brevemente la operación y el objetivo que persigue Cardumen Capital con esta inversión?
Spinach es una compañía que ha desarrollado una plataforma que se integra en las videoconferencias con el objetivo de ayudar a equipos de trabajo en remoto a incrementar su eficiencia y productividad. Hemos decidido apoyar a esta compañía porque somos fervientes creyentes de que el futuro del trabajo tiene poco que ver con lo que hemos experimentado hasta el momento. Si algo nos ha demostrado la pandemia es que es posible lograr grandes hitos con un equipo en remoto, esto es un hecho palpable por muchas compañías, que además ven con buenos ojos una descentralización del trabajo. Cuando conocimos al equipo de Spinach supimos que era el adecuado para disrumpir el mercado del trabajo y ofrecer soluciones innovadoras que den forma al futuro del trabajo.