fbpx

Huellas de lo que eres

Teresa Juan López es periodista, profesora de yoga y meditación, coach espiritual y escritora.

El legado, de vidas engarzando vidas, historias ajenas formando parte de fragmentos de la tuya.

Las palabras que se cambiaron, que luego huyeron. Los sonidos compartidos mientras llovía.

Momentos irrepetibles de pasados que son hoy presente que resucita los espacios. Que hicieron huecos de ti, armados con dulzura en la estructura de tus ventanas, azulejos de memoria cuando los recorriste a pie y desde los sueños. Que fueron pasillos largos y círculos a la medida de tus inquietudes. Flores trazadas en el suelo de tus verdades. Los argumentos rugosos que nunca creíste.

Valorando la historia secreta de tus partidas, de tus regresos, entre tanta quietud y tanta dicha.

Y el tiempo, narrado en naufragios, con quienes permitieron tu parte, firmada en la arena. Líneas y espacios que conforman el todo, cuando desde el todo comienzan y salen, y sueltan, avanzan y ponen fin a tantos recorridos. Al llegar a idéntico punto, la misma trayectoria perfecta de la circunferencia que se implica de elegancia. Que un buen día cambió rumbos para alojar abundancias nuevas, territorios más extensos y melodías que curan el dolor, la tempestad, lo que debe perderse.

El legado de los que cruzaron sus caminos con tus pasos de siempre. Ese néctar que arrojó su sabia sobre los párpados cerrados. Cuando, al caer la noche, cobraba sentido el abrazo, la mirada entera desde los ojos, las manos que buscaban a tientas la luz. Cuando una llama encendía más círculos concéntricos, todavía más, ampliando el campo de años, y de vidas, y tiempos que retornan.

Otra vez al círculo.

De silencios que se confunden con las voces que dicen tanto ahora. Que añoras y recoges como frutos de todo lo que fuiste y lo que eres. Aportando tanta sabiduría a cada uno de los segmentos del presente. Haciéndote sentir que formas parte de un tejido más grande. La bocanada de un aliento más fresco, que se conforma de pequeños retazos. Pedazos y encuentros de ti, para volver al centro, regresar al origen. Y hacerlo aún, poder hacerlo aún más grande.