fbpx

Hakuna Patata, un nuevo concepto de tortillas a domicilio

La compañía ha llegado para "dar la vuelta a la tortilla" al sector de la comida a domicilio con una oferta casual food basada en ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes, alejándose de la comida procesada.

El Gobierno aprobó el 7 de mayo la nueva ‘Ley Rider’, por la cual se refuerzan los derechos de los repartidores de las app de comida a domicilio. Esta legislación es la primera en Europa que regula en específico las condiciones de estos trabajadores y que entrará en vigor el próximo mes de agosto. Esta regulación se ha redactado debido al gran crecimiento que ha tenido el delivery en el último año como consecuencia del confinamiento, sector donde la oferta sigue siendo en su mayoría fast food

Hakuna Patata ha llegado para «dar la vuelta a la tortilla» al sector de la comida a domicilio con una oferta casual food basada en ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes, alejándose de la comida procesada que es la protagonista habitual del delivery y sustituir en las noches de fútbol a la tradicional pizza por tortillas de patatas un tanto peculiares. En concreto, fusiona la cocina tradicional de España con sabores de gastronomías lejanas añadiendo a la famosa tortilla de patatas ingredientes como bacon, trufa o queso, y diferentes salsas.

«La más popular entre nuestros clientes es la Hakuna de la Abuela, la tortilla de patatas de toda la vida; la Hakuna Chupacabras, con cebolla caramelizada y queso de cabra; o la Hakuna Trufada, con trufa y cebolla caramelizada», explica José Luis Vega de Seoane, cofundador y CEO de Kilimanjaria, grupo al que pertenece la marca de tortillas. 

Esta startup de comida a domicilio, completamente digital, a la que pertenece Hakuna Patata cuida hasta el último detalle, desde la calidad de los productos, todos ellos ecológicos, hasta el servicio de atención al cliente con el objetivo de revolucionar el sector del delivery llevando a cada casa una experiencia similar a la de comer en el propio restaurante. «Estamos convencidos de que existe un hueco en el mercado para marcas como las nuestras que ofrecen comida como la que comerías en un buen restaurante, sin renunciar a calidad de producto y atención gourmet. En esto juega un papel fundamental el servicio de atención al cliente, tanto en el momento de realizar el pedido como después; así como la materia prima que usamos y el packaging», explica Vega de Seoane. 

Además de ofrecer platos elaborados con ingredientes de máxima calidad y ecológicos, el grupo está comprometido con la sostenibilidad y presenta toda su oferta en un packaging 100% ‘plastic free’. Para favorecer la experiencia, este empaque mantiene la temperatura a la vez que evita que el plato se vuelque, se derrame o que el producto se estropee en el trayecto e incluso facilita que el cocinado termine durante el mismo.

Sin restaurantes físicos 

El grupo gastronómico trabaja sin restaurantes físicos y a través del modelo denominado Cloud Kitchen. «Nuestros platos están pensados especialmente para entregar a domicilio por eso trabajamos bajo el nuevo concepto Cloud Kitchen. Nuestras recetas se preparan en la cocina central y se terminan en nuestras cocinas repartidas en el centro de la capital». Aunque puede llegarse a confundir con el conocido modelo Dark Kitchen o cocinas fantasma (espacios que se usan exclusivamente para cocinar comida a domicilio, sin mesas, ni sillas, ni clientes), Vega de Seoane asegura que se diferencia en que los locales que usan son propios, por lo que no comparten espacio con otras marcas, algo que les permite tener un mayor control de toda la operativa y una mayor seguridad. 

Además de Hakuna Patata, Kilimanjaria cuenta con otras dos propuestas  gastronómicas «casual food»: por un lado, la opción pasta gourmet con Ravioluzione y por otro, Oh My Ribs! , una propuesta gastrotemática basada en la costilla de cerdo ibérico pensada para los amantes de la comida americana.

Actualmente, el grupo está presente en Madrid con tres cocinas y tiene previsto abrir una en Valencia y Zaragoza antes de finalizar el año. «En los próximos meses, además, tenemos previsto el lanzamiento de una cuarta marca de comida saludable de verdad».