fbpx

¿Es posible obligar a un trabajador a volver a la oficina?

Después del confinamiento muchos trabajadores se muestras reticentes a volver a su puesto de trabajo debido al aumento de contagios.

El teletrabajo se impuso en la mayoría de las empresas durante la pandemia. Sin embargo, una vez terminadas las restricciones, muchas empresas optaron por regresar a la normalidad. Esto ha provocado que haya trabajadores que se hayan mostrado más reticentes ante la obligatoriedad de volver a la oficina: ¿puede la empresa obligarles a hacerlo?

Un estudio publicado por Vodafone junto a la consultora Ipsos, pone de manifiesto que las empresas españolas, ya sean pymes o grandes compañías, quieren regresar a los niveles de trabajo presencial similares a los que tenían antes del Covid-19. 

Dicha circunstancia ha provocado las dudas de los trabajadores que desconocen si pueden negarse a acudir a la oficina y pueden seguir, en cambio, teletrabajando. Ante la duda sobre si la empresa puede obligar al trabajador volver a la oficina, el abogado laboralista de Legálitas Sergio Herrero indica que el carácter preferente del teletrabajo (no obligatorio) impuesto en el primer estado de alarma caducó de facto el 21 de septiembre de 2020 y que posteriormente el Real Decreto Ley de Trabajo a Distancia que entró en vigor el pasado 13 de octubre, «establece el carácter esencialmente voluntario y reversible del teletrabajo tanto para el empresario como para la persona trabajadora». 

En ese sentido, alerta de que si la empresa decide que el trabajador debe reincorporarse a su centro de trabajo de manera presencial, el empleado no puede negarse. “No es un derecho. No podemos imponer el teletrabajo a nuestra empresa», añade el abogado. 

Pese a todo sí que existen algunas excepciones en las que el trabajador podría negarse y optar, en su lugar, por el teletrabajo. Desde el ámbito legal, Herrero recuerda que la pandemia no ha finalizado, por lo que sí que existen algunas situaciones excepcionales en las que se puede pedir seguir teletrabajando. “Si somos personas vulnerables desde el punto de vista sanitario podríamos invocar nuestro derecho a la vigilancia de la salud recogido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para seguir teletrabajando algún tiempo más», precisa el experto laboral de Legálitas.