fbpx

Entorno financiero de la Pyme: tres aspectos a considerar

Las Pymes deben perseguir las soluciones que aporten agilidad y flexibilidad para poder adaptarse a un mercado cada vez más cambiante.

Tener una buena visión financiera de un negocio es una ventaja para tomar las mejores decisiones, poder anticiparse ante posibles dificultades y ser más productivo en los procesos. Especialmente en las pequeñas y medianas empresas, que cuentan con un músculo financiero menor, esta información es fundamental.

Las Pymes deben perseguir las soluciones que aporten agilidad y flexibilidad para poder adaptarse a un mercado cada vez más cambiante. En este sentido, tal y como señalan desde Datisa, la información económica de valor es muy importante para facilitar esta toma de decisiones, tanto por áreas como a nivel corporativo.

Las Pymes necesitan herramientas que les permitan planificar, gestionar y evaluar sus acciones para poder cumplir son sus objetivos. Pero, por su envergadura, las soluciones han de ser sencillas, fiables y seguras. Hoy en día es relativamente sencillo que una pyme encuentre soluciones que se adapten a la gestión de sus procesos y necesidades. Pero, para conseguir una buena gestión financiera, con el fin de tener la mayor información posible sobre el negocio y, tomar así, las mejores decisiones departamentales, en Datisa recomiendan implantar las siguientes herramientas.

Pasos a implantar en las pymes:

  • Visión parcial y visión global. Analizar los costes y beneficios de cada departamento para poder evaluar las necesidades operativas y de inversión en cada una de las áreas del negocio. Para que las cuentas cuadren es preciso contabilizar todo, incluso los ingresos y gastos más pequeños.
  • Optimización de la eficiencia y la productividad. Algo clave para toso negocio. Contar con las plataformas necesarias para que la gestión sea eficiente y rentable. En este sentido, la automatización de procesos, las nuevas tecnologías en la metodología de trabajo, etc. son muy importantes para conseguir la máxima eficiencia.
  • Informes exhaustivos de todo. Es muy importante hacer balance de prácticamente todo. Es la mejor manera de analizar las inversiones que se pueden/deben hacer, pero también es fundamental para controlar todas las gestiones contables ordinarias, ya sea facturación, ingresos, gastos, cobros, pagos o impuestos, etc. Esta información es poder controlar en qué se puede reducir, en qué gastar más, qué es más o menos rentable, etc.