fbpx

Enero deja más paro en España y a más mujeres excluidas de la recuperación

Ceuta y Andalucía arrojan las peores cifran de paro al inicio de año. Comunidad Valenciana, las mejores. Porcentualmente pierde más empleo la agricultura.

2022 comienza con una subida del paro, habitual por otra parte en los meses de enero, que afecta a casi todas las comunidades autónomas; liderando Ceuta y Andalucía la subida y la Comunidad Valenciana, el descenso. La subida la concentra en términos absolutos el sector servicios, pero porcentualmente pierde más empleo la agricultura. Construcción e Industria, por su parte, bajan.

Además de subir el paro, baja en mayor medida la cotización a la Seguridad Social, perdiéndose de media 197.750. También los efectos de la pandemia volvieron a agudizarse en el empleo, con la subida de los regulados por un ERTE-covid: 105.043.

La contratación también se reduce, concentrándose la bajada en los contratos temporales, mientras que sube el número de contratos indefinidos; la mitad de ellos, conversiones, como venía siendo la tónica habitual en el último año.

“Los ligeros retoques en la regulación laboral han tenido algo de efecto en las conversiones. Una tarea, la de detectar contratos temporales fraudulentos, que, hasta ahora, solo hacia la Inspección de Trabajo. Una medida, el contrato indefinido laboral, que siempre hemos defendido desde USO y que nos alegramos de que se haya regulado finalmente. Lo que no podemos consentir es que se haya hecho a base de otras concesiones que recortan derechos y no restituyen otros”, analiza Joaquín Pérez, secretario general de USO.

“Si tenemos en cuenta la comparativa anual, el empleo se está recuperando de las peores consecuencias de la pandemia. Pero continuamos liderando las tasas de paro en Europa y excluyendo a las mujeres de esa recuperación. El paro femenino se ha incrementado casi un punto, hasta la cifra de 1.841.463 paradas. Seis de cada diez parados en España son mujeres. Además de actuar contra la temporalidad hay que atajar la desigualdad del empleo”, concluye Pérez.