fbpx

El Gobierno quiere saber quién no desea vacunarse contra el Covid-19

Sanidad exigirá que se le remitan datos de cuántas personas se inyectan la vacuna cada día y sus datos personales.

Como si del Gran Hermano se tratara, el Ministerio de Sanidad ha diseñado un sistema por el que las comunidades autónomas tendrán que comunicar diariamente cómo evoluciona la administración de la vacuna contra el Covid-19 en cada territorio. Sanidad exigirá que se le remitan datos de cuántas personas se inyectan la vacuna cada día y sus datos personales; así como los datos de aquellos que rechacen hacerlo, que tendrán que especificar los motivos por los que se niegan a recibir la dosis de la vacuna.

El anuncio ha sorprendido y causado indignación entre la sociedad, pues la legislación española prevé jamás puede obligarse a ningún ciudadano a tomar ninguna decisión con respecto a su salud, en contra de su libertad. La medida además sería inconstitucional además de moralmente reprobable.

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez da un paso más en el camino para obligar a los españoles a inyectarse una dosis de vacuna cuando todavía no ha explicado de qué vacuna se trata quién es sus fabricante, qué contiene, y cómo se ha desarrollado, por no hablar de sus efectos secundarios.

Conviene recordar que Europa ha exonerado a las empresas farmacéuticas de cualquier responsabilidad en el caso de que la vacuna provoque efectos secundarios en la población. Según la última encuesta de Ipsos, España es el país de la Unión Europea que menor predisposición tiene a vacunarse. Según los datos publicados por Ipsos, sólo el 64% de los españoles estaría dispuesto a correr este riesgo.