fbpx

El Gobierno hace una cosa y dice otra. Ahora pide a las multinacionales confianza

El Gobierno quiere tranquiliar a las multinacionales con presencia en nuestro país para que no abandonen su actividad.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido a las multinacionales con presencia en España que sigan confiando en este país como destino atractivo para la inversión.

“Entre todos tenemos que recuperar la confianza y un clima de negocio favorable para que nuestro país siga siendo percibido como un destino atractivo para la inversión. Sois prescriptores de España a nivel internacional, y os animo a seguir haciéndolo”, dijo la ministra.

“Es necesario trabajar juntos para generar confianza y certidumbre, y así recuperar la marca-país; en este camino de relanzamiento de nuestra economía, las multinacionales con presencia en España vais a desempeñar un papel fundamental”, añadió Maroto.

Lo que es cierto es que el Gobierno no ha aprobado ninguna medida en favor de las Pymes y autónomos desde que se declaró el estado de alarma. Es más varias de ellas, como Nissan han anunciado su intención de abandonar nuestro país, al igual que ha pasado con Airbus, que prevé despedir a 900 empleados en España próximamente.

Se espera además que los bancos se unan a esta espiral de despidos, ya que en el sector se prevé un nuevo ajuste que afectará a 1.500 oficinas. Lo que podría poner en la calle al menos a otros 3.000 trabajadores, que se unen al millón y medio de autónomos que han cerrado sus negocios.

En este escenario, lo prudente es desde luego es retrasar todo lo que se pueda las inversiones, debido a la alta inestabilidad política generada por la presencia de comunistas en el Gobierno de la nación y la escasa estabilidad con la que cuenta el Gobierno en el Congreso de los Diputados, quien se sostiene gracias a nacionalistas vascos y separatistas catalanes, entre otros grupos.