fbpx

El Gobierno busca ahora el respaldo para hacer efectiva la Ley Celaá de Educación

El Gobierno continúa con su intención de imponer su estrecha visión en el mundo educativo con la aprobación en el Congreso de la LOMLOE, impulsada desde el Deartamento que dirige Isabel Celaá.

El Gobierno socialcomunista continúa con su intención de imponer su estrecha visión en el mundo educativo; y lo hace de la mano de sus socios comunistas, antisistema, nacionalistas vascos e independentistas catalanes. La LOMLOE, que así se ha venido en llamar el texto impulsado desde el Deartamento que dirige Isabel Celaá, ha pasado ya el primer trámite parlamentario, con la oposición de PP, Vox, UPN y Foro Asturias. En total, 153 votos a favor y 195 en contra y tres enmiendas a la totalidad rechazadas.

Celaá ha asegurado que los argumentos usados para enmendar la reforma “no responden al contenido” del proyecto de ley, pues sí se respeta la formación religiosa, la enseñanza del castellano o los centros concertados y los de Educación Especial. “Rechazar este proyecto de ley supone defender el mantenimiento de una ley que ha dado cobertura normativa a la política de recortes”, ha recalcado la ministra en declaraciones regogidas por Efe.

La ministra Celaá ha concretado varios objetivos de esta ley “necesaria”, como reducir el abandono escolar temprano, cambiar el currículo, fortalecer la autonomía de los centros o mejorar la evaluación. “Esta ley se compromete con la mejora de la financiación pública de la Educación” y con un esfuerzo inversor que “va más allá de coyunturas económicas o políticas”, ha aseverado.

La nueva Ley Celaá trata de restar poder a la enseñanza concertada y disminuir la capacidad de elección de este tipo de enseñanza en las familias, un derecho que recoge la propia Constitución y que el Partido Socialista siempre ha considerado como una amenaza a sus planes para llevar a cabo el adoctrinamiento ideológico desde las aulas.

Trías (Vox) ha defendido la postura de su grupo parlamentario que se opone a la “supuesta educación sexual, ideológica y sectaria” que quiere imponer el Ejecutivo, además de atacar derechos fundamentales, como la libertad de los padres a educar según sus convicciones y valores. También ha criticado que se promueva el laicismo, se ataque al español o los centros concertados y la educación especial, que la minisitra quiere hacer desaparecer.

Recientemente, el Mago Moore (JoséLuis Izquierdo) lanzó un video en Youtube para protestar por el cierre de este tipo de centros de educaicón especial, que quiere cerrar la Ley Celaá.