fbpx

El gobernador del Banco de España reconoce el impacto brutal del coronavirus en la economía

Hernández de Cos compareció ayer en la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compareció ayer en la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados, donde llevó a cabo una detenida intervención en la que reconoció los efectos devastadores de la pandemia en la economía española.

«La crisis derivada de la pandemia del Covid-19 ha generado una disrupción de la actividad económica de una magnitud elevadísima, no solo en España sino también a escala global. Hasta tal punto, que, de acuerdo con todas las previsiones disponibles, este año se producirán, probablemente, los retrocesos del PIB más abultados que se hayan registrado en tiempos de paz», dijo.

Hernández de Cos advirtió, además, de la necesidad de implementar medidas de choque muy importante para tratar de minimizar los letales efectos que ya se advierten en el horizonte: «La severidad, la temporalidad y la globalidad de esta perturbación justifican, en una primera fase, acciones de política económica contundentes —monetarias, fiscales  y prudenciales—, acotadas en el tiempo —hasta que el empleo y la actividad económica recuperen el pulso tras el proceso de hibernación inducida— y coordinadas a escala internacional», añadió.

Recomendaciones del Banco de España para la recuperación de la economía española

El Gobernador del Banco de España aconseja lo siguiente:

  • Ampliación de los ERTEs. Que se prologasen durante un tiempo adicional condiciones favorables sobre los ERTE en algunos de los sectores o empresas más afectados por esta crisis.
  • Mecanismos de flexibilidad. Asegurar el correcto funcionamiento de los diferentes mecanismos internos de flexibilidad de los que las empresas disponen en el actual marco laboral.
  • Extender las medidas desplegadas de apoyo a ciertos colectivos cuya situación de vulnerabilidad se va a mantener durante algún tiempo.
  • Ampliar la liquidez empresas. Ampliar las líneas de apoyo público a la liquidez de las empresas.
  • Empleabilidad. Tomar medidas activas de empleo para mantener la empleabilidad de muchos trabajadores.
  • Mayor inversión en innovación. Dar prioridad a la inversión pública en innovación, en capital tecnológico, en educación y formación continua, y en proyectos que contribuyan a la transición hacia una economía más sostenible.
  • Reformas estructurales de la economía. Acometer una agenda de reformas estructurales que favoreciesen el aumento de la productividad y la creación de empleo e hiciesen frente al envejecimiento de la población, la desigualdad y el cambio climático.
  • Precaución con la deuda pública. Y todo ello sin olvidar el aumento del endeudamiento público que se producirá tanto por el deterioro de la actividad como por la respuesta de política económica.