El descanso y el regreso

2

Teresa Juan López es periodista, profesora de yoga y meditación, coach espiritual y escritora.

Has de volver a conquistarte a ti mismo. Y saber quién eres, para regresar a casa. El espacio en el que tu corazón se siente bien es una perla en el fondo del lago. Es el descanso del que camina una larga distancia. Y no se agota, no tiene, no sabe. Qué tiempo sin tiempo el de estas mareas de luz por las que transitamos. Qué lenta la espera, qué súbito el movimiento de lo que yacía en quietud. Qué deleite el tacto del presente, a través del dibujo suave de amapolas.

Has de regresar, conquistarte a ti mismo. Y, en el viaje, desprenderte de alforjas demasiado pesadas, tareas impuestas, maletas cargadas de entusiasmos rotos de tiempo. Para disfrutar de un vuelo más libre, alto y más liviano. Para escudriñar más lejos el horizonte encontrado. Y armarte de valor. El laberinto está lleno de rincones. Y sostenerte en la dimensión donde todo se ve más fácil.

Sin dolor, sin culpables; sin aristas que hacen sangre. Con una dirección, una ubicación clara. Con un sentido. Permitiéndote avanzar desde el pecho abierto. Un retorno suave para recordar los pasos.

La llegada será gozosa. Sin el lamento del que se queja. Con la elegancia de quien navega dispuesto a abrazarlo todo. La unión que implica una disolución de soledades. Puesto que el camino se arma de paciencias que vienen en compañía. No estás solo. Nunca lo estuviste. Ni lo estarás.

Ahora queda dar un salto más grande, abrigarse si hace viento, sortear la tempestad para salir de lo conocido y dar un paso valiente. Cuando todo aprieta, dar un paso adelante, obedeciendo a una intuición que ya pronosticaba este aliento nuevo. Una inhalación más profunda para recargar de vida la propia existencia.

Y volver a casa. El hogar tranquilo que está dentro. Como hacer el último trazo en el círculo del Tao. Y permitir que se ordenen las tareas pendientes. Hacer una pausa, dar un paseo por el jardín del alma. Recomponer lo que perdiste para saborear todo lo que has encontrado. 

Noticia anterior

¿Cómo es tu cráneo?

Noticia siguiente

MAPFRE lanza una campaña global de publicidad a nivel global con la confianza como valor principal